Mamás, a secas

elmundo

Poco más puedo añadir sobre el inmeso artículo publicado ayer por el dominical de El Mundo que no haya dicho ya alguien en la esfera materna. Aprendiz de madre, Tenemos Tetas, Criando Amando, La mamá vaca, Todos Crecen, …un artículo de este calibre se merece por supuesto una reacción y creo, no sólo de las madres lactantes. Un artículo lleno de datos incorrectos, que trata las patologías relacionadas con la lactancia como la normalidad, poco riguroso, que sólo sirve para perpetuar falsos mitos relacionados con el amamantamiento. Un artículo de opinión disfrazado de “investigación” periodística. Y qué opinión, señores.

El Mundo ha decidido que las madres lactantes somos vacas y que lo moderno es que si quieres ser una buena madre des el bibe, que dar teta es de animalitos.

Confieso que me han llamado vaca lechera multitud de veces, en foros en internet, en la calle, por allá por donde voy sacándome la teta siempre hay algún gracioso que además se piensa que está siendo original. No, el artículo de El Mundo no es nada original, lo que es es ridículo.

La lactancia artificial se ha normalizado tanto que ahora si das teta no es que seas rara, es que eres una vaca. Absolutamente risible por la ironía. Ay, pobres hijas mías, que no tomaron leche de vaca, tomaron leche humana. Qué humanas más raras, por favor.

Muchas veces he bromeado al respecto de que debe haber cantidad de gente que se piense que la leche de bote sale de una granja de mujeres amamantadoras en Wisconsin o algún otro sitio remoto y con pinta de tener muchas granjas. La leche de bote, señoras y señores, es leche de vaca. Llamarme vaca a mí que doy teta, o llamar terneras a mis hijas no es que sea denigrante es que es absolutametne paradójico.

Valiente defensa de las mujeres la de un feminismo que, con la excusa de “liberarnos”, nos maquilla de animales, pero se que además ¿por qué vaca? Loba, leona, perra, zorra, ballena, foca, rata, mandrila, hipopótama, jirafa, cabra, burra, yegua, nutria, castora, hiena, hasta ornitorrinca podrían llamarme. Llamarme vaca sólo sirve para dejar a la autora del artículo en el más absoluto de los ridículos. Los mamíferos de todo el globo terráqueo optan por la opción materna.

Las vacas lecheras también son madres, madres y vacas. La leche de bote sale de las vacas porque las vacas se crían para eso, si las empresas de alimentación infantil hubieran decidido que otra especie de mamífero sale más rentable ahora el mundo estaría tomando leche de esa otra especie de mamífero y la sociedad también lo habría normalizado, pintando a las mujeres de, qué se yo, ¿murciélagas? para maquillar el hecho de que los mamíferos pequeños toman leche de su especie y no leche de cualquier otra procedencia. Madre y ser humano sigo siendo yo, que doy teta, porque me gusta, y oigan, me ahorro unos cuantos euros que se quedan en mi bolsillo en lugar de ir a parar a alguna empresa de alimentación infantil.

¿Qué tal sonaría esto?

Tengo una rata lechera, no es una rata cualquiera. Me da leche merengada, ay! qué rata tan salada. Tolón, tolón.

¿Mal verdad? Luego se extrañan de que las lactancias fracasen, cuando para ser moderna tienes que cumplir una serie de requisitos que incluyen darle leche de vaca a tus bebés para no acabar convertida en una vaca en una portada de un periódico de tirada nacional. Para reir, o para llorar.

Porque eso sí, la modelo, la que se ha prestado a hacer de vaca probablemente considerándose el colmo del feminismo reivindicativo, está buenísima. Vaca sí, pero sin olvidar que sigo siendo un objeto sexual, y tengo que cuidar mis ubres, no vaya a ser que dando teta se me descuelguen y no le gusten al sexo opuesto. De chiste lo modernas que son algunas.

0
25

25 Comentarios

  1. estanjana 18 octubre 2010

    Totalmente deacuerdo!! hay un grupo en facebook contra el artículo

  2. Mercedes 18 octubre 2010

    Me alegro que estemos todas a una… por mi parte daré la publicidad a todo los efectos en mi sector, el de enseñanza, quizá tengamos que ir muy lejos, para que seamos respetadas..
    Un saludo

  3. Marcia 18 octubre 2010

    Genial! me parece el colmo lo de ese artículo!

  4. anakyrie de Chile 18 octubre 2010

    Me encantaría poder ponerle una demanda o por lo menos un reclamo en la oms a ver si es posible hacer pública nuestra opinión de madres en amamantamiento irrespetadas,siento que es muy irresponsable por las gran cantidad de lectoras que toman como verdad un artículo que tal como dices es una opinión no avalada por ningún experto. Da pena que existan personas que intentan ser famosas a costa de escribir lo que creen puede ser un bombazo irreverente y provocador. Pena por las que no saben lo que se pierden y deciden poner una botella entre ellas y sus bebes. Pena por “el mundo” tal y como lo veo hoy en día.

  5. Jordi 18 octubre 2010

    Irene, he leído el artículo entero.
    Bajo un aparente afán informativo, se esconde un artículo que hará las delicias de cualquier patriarca: unas feministas criticando a otras, aliñado con una tía buenorra enseñando el culo y las tetas.
    Lo han bordado, definitivamente.

  6. isabel 18 octubre 2010

    Creo que te has quedado con lo anecdótico del artículo (El nombre) ¿No te molesta cuando citas a un blog amigo que se llama mama vaca?. Soy madre y he dado teta hasta que mi hijo ha querido pero no me molesta ni me inquieta leer sobre lactancia artificial porque lo respeto como opción. Sois poco tolerantes, en mi opinión.

  7. fran 18 octubre 2010

    anakyrie de Chile: se llama libertad de expresión. Es un derecho. Tú pretendes denunciarlo.

    Eso te define.

    Firmado: un padre (existimos!!!)

  8. LadyA 19 octubre 2010

    Pues a mi no me importa definirme como mama vaca, de hecho, ese es mi blog…. Pero me molesta que se de información falsa, sesgada, sin ningún rigor…. Lo de menos, para mi, es la foto, ya que es solo una mera alegoría…

  9. Author
    Irene Garcia 19 octubre 2010

    Hola Isabel, me he quedado con el título del artículo porque otros blogs lo han enfocado desde otros puntos de vista. La realidad es que el artículo entero es infumable, empezando por el título, siguiendo por las fotos y acabando por el texto. Como te dice la mamá vaca la información es sesgada, carente de rigor y en ocasiones incluso directamente falsa. Por otro lado a mí la foto no me ha ofendido y me parece bastante irónica, teniendo en cuenta que los que realmente toman leche de vaca son los bebés de biberón.

    ¿intolerante? Pues hombre, según con que pie me levante me hace más o menos gracia que me incluyan en el genero bovino.

    Fran, en este país se confunde la libertad de expresión con la libertad para insultar al que a mí me apetezca. Supongo que no te haría mucha gracia que un periódico de tirada nacional utilizara a un cerdo para ilustrar lo poquísimo que aún se implican los padres en la crianza. O tal vez sí. El caso es que fijo que a más de uno le parecería un insulto.

  10. Isabel 19 octubre 2010

    solo por curiosidad,¿ cuáles son las mentiras o informaciones falsas que encontráis en el artículo?

  11. Isabel 19 octubre 2010

    Y por cierto, Irene, vuelves a centrar tu respuesta en el hecho de que te llamen vaca (que creo que a las que damos teta nos deberia dar un poco igual, yo me lo tomo como que he sido una excelente productora de leche) de la misma manera que no me indigna el titulo del blog de ladyA.

  12. Jordi 19 octubre 2010

    Una de las grandes falsedades del artículo: “la lactancia materna es un obstáculo para la paternidad compartida”. ¿En qué se basan? Durante los 20 meses que mi pareja estuvo amamantando, un servidor empezó a trabajar el doble (y ahora no trabajo menos en casa). Hubiera sido inhumano dejarla tirada con todo. Ese argumento es falaz, sirve para sembrar dudas y reproducir un mito falso.

  13. estanjana 19 octubre 2010

    a mi tampoco me molesta que me comparen con una vaca, ni la foto, a mi me molesta las tonterías que se dicen sobre la lactancia materna, las exageraciones y el querer poner a la mujer fuera del mundo laboral para que amamante, y si quiere trabajar que no amamante.
    Yo trabajo, me ocupo de mi hijo, le amamanto y le crio junto a mi marido. El hombre puede hacer mas cosas que dar biberón, que me gustaría me comentaran las madres que dieron biberón cuantos dieron sus maridos

  14. Author
    Irene Garcia 19 octubre 2010

    Isabel, he dejado un post con algunos ejemplos de lo que considero errores en el artículo en cuestión. Espero que te sea útil.

    El uso del lenguaje casi nunca es gratuito y eso es lo que trataba de hacer notar en este post, de una forma bastante irónica y no exenta de cierto sentido del humor (sí, tengo un sentido del humor bastante extraño). El término vaca tiene connotaciones peyorativas. El término al que se alude – vaca lechera – tiene aún peores connotaciones – bichos gordos y estúpidos, estabulados y explotados para beneficio de otros. Son estas connotaciones las que convierten al artículo en ofensivo para mucha gente, básicamente porque su intención es ofender.

  15. isabel 19 octubre 2010

    Ahora sí que nos entendemos, Irene. Gracias por las molestias que te has tomado. Tenemos visiones diferentes en algunos aspectos pero desde el rigor con el que has tratado el tema en el segundo post, poco tengo que añadir. Enhorabuena

  16. Vanessa Osorno 12 noviembre 2010

    Irene, voy leyendo éste post y me ha encantado, me he reído, me he identificado en lo que expresas y en el modo en que lo haces, gracias!

  17. personal shopper 26 agosto 2011

    se aprende mucho leyendo tu blog, gracias por compartir toda esta informacion con nosotras.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>