Madre o vaca (II)

Madre o Vaca

Por aclamación popular (jiji) paso a relatar algunas de las perlas publicadas en el artículo de El Mundo Madre o vaca del domingo pasado. Mi intención no es hacer un fisking a todo el artículo, la realidad es que es tremendamente tendencioso y daría casi para un blog él solito. Espero sinceramente que ninguna mujer española lo tome como referencia a la hora de decidir si va a dar el pecho o no.

Como digo, no voy a hacer un fisking, así que me centraré en el cuadro de contras de la lactancia materna, por ser lo más destacado (y lo más fácil para mí)

Dice:

“Puede acarrear problemas de salud para la madre, como pechos obstruídos, pezones agrietados, mastitis, …”

El argumento es tendencioso a la totalidad. La lactancia no genera problemas de salud para la madre, al contrario, la salud de las madres que lactan es a medio y largo plazo mejor que la salud de las mujeres que no lactaron. Los pechos obstruídos, las mastitis y los pezones agrietados son una realidad, pero no se deben a la lactancia per se, sino a una técnica incorrecta de lactancia. Con esta frase se pretende normalizar lo que en realidad es una situación patológica que, afortunadamente tiene fácil solución. Omitir estos dos hechos, que los problemas de lactancia son situaciones anormales y corregibles, convierte el argumento en una verdad a medias. La utilidad de esta sentencia a la hora de decantarse por un tipo de alimentación u otra es absolutamente nula, o mejor dicho, es una enorme manipulación, porque a pesar de que los problemas relacionados con enganches incorrectos existen, no se ofrece a las mujeres ninguna solución. El argumento te conduce de forma bastante zafia hacia una falacia del falso dilema:

– lactar y aguantarse con todos los problemas de salud que la lactancia conlleva
– no lactar y evitárse los problemas

cuando existe obviamente una tercera opción que es lactar y si aparece un problema (cosa que no tiene por qué suceder) buscar ayuda para resolverlo.

“Aumenta el riesgo de depresión post-parto debido al poco descanso de la madre”.

Este argumento es directamente falso. Existen estudios científicos que relacionan la lactancia con menores índices de depresión postparto. Incluso hay por ahí algún estudio estadístico que asegura que las madres que lactan duermen más que las madres que no lo hacen.

“La madre lactante debe ingerir 500 calorías extra al día, ya que la producción de leche implica mayor esfuerzo metabólico”

El argumento vuelve a ser tendencioso. Si bien es cierto que la producción de leche implica mayor esfuerzo metabólico, no existe ninguna recomendación que indique que la cantidad de calorías diarias debe ser aumentada. La realidad es que la lactancia ayuda a perder el peso ganado durante el embarazo, ya que durante este periodo, las mujeres acumulamos grasa precisamente con el objetivo de cubrir las necesidades especiales durante la lactancia. Los estudios científicos aseguran que la cantidad e incluso la calidad de la dieta tienen bastante poco que ver (por no decir nada que ver) con la cantidad y la calidad de la leche. La cantidad de leche producida depende de la demanda del bebé y su calidad es prácticamente independiente de la dieta. Por otro lado no veo cómo en el primer mundo ingerir 500 calorías más puede convertirse en un impedimento para nada.

“La mujer debe ocuparse de llevar una dieta muy equilibrada…”

Bien, dejando a un lado que todo el mundo debería ocuparse de llevar una dieta equilibrada sea madre lactante o no, el hecho es que no llevar una dieta muy equilibrada no interfiere en absoluto con la calidad ni la cantidad de la leche, como se comentó en el punto anterior. No llevar una dieta muy equilibrada no va a perjudicar a tu bebé. El hecho de que no llevar una dieta equilibrada te perjudique a tí no tiene nada que ver con que estés en periodo de lactancia o no lo estés. Las dietas no equilibradas no son sanas, nunca.

“Se debe vigilar la ingestión de cualquier tipo de medicamento…”

Claro, y cuando no estamos lactando podemos permitirnos el lujo de automedicarnos sin control. El argumento vuelve a ser tendencioso, máxime porque el 90% de los medicamentos incluyendo algunos muy muy “horribles” como ciertos derivados opiáceos no están contraindicados durante la lactancia. Además el deber de recetar medicamentos compatibles con la lactancia es del médico, no de la paciente y si un medicamento está contraindicado casi siempre existe otro que sirve para lo mismo y no lo está. El argumento vuelve a conducirnos de una forma bastante burda a una falacia del falso dilema:

– lactar y no poder tomar según qué medicamentos
– no lactar y librarnos de este asunto tan espinoso

La tercera opción sería lactar y en caso de necesitar un medicamento buscar uno compatible – situación que se dará en el 90% de los casos.

El argumento así planteado vuelve a normalizar una situación que es excepcional, que una madre lactante enferme y no existan medicamentos compatibles con la lactancia es un caso extremo y por tanto no puede utilizarse como “contra” a la hora de decidir si se amamanta o no.

Como pretendo sólo poner unos cuantos ejemplos, lo dejo aquí, que ya se ha hecho muy largo. Si tenéis alguna duda concreta sentíos libres de preguntar. Si no sé algo ya consultaré por ahí.

El uso del lenguaje casi nunca es gratuito. Términos como “debe”, “exige”, “empeora”, “riesgo”, o “vaca” poseen connotaciones que dirigen a la gente hacia razonamientos incoscientes que la realidad no sostiene. El artículo es en este sentido, de libro.

0
16

16 Comentarios

  1. Honorio 19 octubre 2010

    Soy bibliotecario. Si queréis ayuda para encontrar artículos científicos os puedo echar una mano. Podría ser interesante citarlos expresamente, no sólo decir que existen.

    Salud

  2. Author
    Irene Garcia 19 octubre 2010

    No he enlazado los artículos por cuestiones de tiempo, sé que existen pero tendría que buscarlos. Ahora, toda ayuda es bien recibida. Muchísimas gracias. 🙂

  3. Víctor J. 19 octubre 2010

    Qué pena que este blog no lo lea tanta gente como El Mundo, o al menos las madres que pudieran tener dudas a cerca de la lactancia y se toparon con el suplemento 🙁

  4. Ileana 19 octubre 2010

    Venga, Honorio!!! Muchas gracias!!!

    Toda ayuda será bien recibida.

    Citar los artículos es fundamental, aunque es una lástima que haya que demostrar cosas tan obvias.

    Un abrazo a tod@s!!!!

  5. Caro 19 octubre 2010

    Joer, Irene… es que cansa tener que repetir tantas veces cosas que son de cajón, a que si? pero gracias miles por tomaros el tiempo de hacerlo, porque es importante que ofrezcamos cuanta más información contrastada, mejor.

  6. Author
    Irene Garcia 19 octubre 2010

    He actualizado con algun link, si tenéis más son bienvenidos

  7. Honorio 19 octubre 2010

    3000 personas ya en el grupo de Facebook

  8. Elena 19 octubre 2010

    ¡Excelente artículo Irene!

  9. anakyrie de Chile 19 octubre 2010

    1) Por que es imprescindible para la buena salud del bebe: http://www.who.int/mediacentre/news/notes/2010/breastfeeding_20100730/es/

    2) Lactancia materna y cancer de mama: http://www.paho.org/Spanish/AD/FCH/BOB5.pdf

    esto por ahora para quienes quieran leer asuntos en serio y no chistes contados por alguien que se cree inteligente.

  10. Raquel 19 octubre 2010

    Anda que poner como contra llevar un dieta saludable y encima poner que es de sentido comun…….

  11. anakyrie de Chile 19 octubre 2010

    3) Lactancia y buena formacion de los dientes v/s biberon y mala formación de los mismos: http://www.scielo.org.ve/scielo.php?pid=S0001-63652003000200010&script=sci_arttext
    4) Patologías de la lactancia evitables con una buena técnica http://scielo.isciii.es/scielo.php?pid=S1137-66272009000200015&script=sci_arttext
    5) los niños amamantados obtienen un mejor resultado en los exámenes de cociente intelectual que los niños alimentados con mamadera http://www.scielo.org.ar/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1668-70272006000200003

    Aca algunos otros fundamentos, no míos sino de estudios médicos y científicos, aunque bueno, talvez esta chica que escribió el artículo sólo quería justificar su falta de compromiso con sus propios o posibles hijos. Una pena.
    Un abrazo a todas las mamiferas que además de todos los argumentos disfrutan de la carita de satisfacción de sus bebes al quedarse llenitos de leche y de amor.

  12. isabel 19 octubre 2010

    Gracias por las molestias, este sí es un post que a mí me llega.

  13. Author
    Irene Garcia 20 octubre 2010

    Raquel, no saludable no, “MUY” equilibrada…Todo tiene su porqué. ¿Conoces a alguien que lleve una dieta MUY equilibrada?n 😛

    Isabel, de nada. Aprendizdemadre ya refutó estos puntos en su post, por eso yo no lo había hecho, para no repetirme. Eso sí, si me lo piden yo entro al trapo como un Miura (ups, jejejeje)

  14. Cristina 21 octubre 2010

    Chapeau, Irene. Muy bien explicado. Porque la cuestión es que la “periodista” miente o dice medias verdades con la clara intención de desprestigiar la lactancia materna. Las pobres madres recientes, que aún no tengan muy claro lo de la teta, leen este artículo y piensan: “si tiene tantos inconvenientes, y los beneficios que me dice el médico resulta que son dudosos, pues me paso al biberón y todo será mucho más fácil”. Esto es un atentado contra la salud pública y pienso que Sanidad debería denunciar a este periódico.
    PD: No conocía tu blog. Ha sido un agradable descubrimiento 😉

  15. marta 17 abril 2012

    Hola,
    Buscando información he visto tu blog y me parece estupendo! Felicitaciones y gracias por compartir toda esta información.
    Te contacto porque estoy embarazada de 10 semanas. Soy Suiza/Española y estoy pensando en dar aluz en Suiza.
    Veo que estás muy al día con muchos temas. Igual sabes algo al respecto.
    Te agradecería mucho tu ayuda.
    Me siento muy perdida en general, aqui en España no me fío mucho de la seguridad social, no tengo seguro privado.
    Además quiero que mi bébé sea suizo/a también y si nace allí podrá tener la nacionalidad.
    Muchas gracias por tu tiempo.
    Un saludo,
    Marta

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*