Lactancia Materna: mucho más que leche

SMLM

Como el año pasado, Louma de Amor Maternal, lanza un nuevo carnaval de blogs para celebrar la Semana Mundial de la Lactancia Materna 2011. Este año propone como tema “La lactancia materna es mucho más que leche”.

Dado que este año la Semana Mundial de la Lactancia Materna incide en la importancia de la comunicación entre madres para fomentar el amamantamiento os animo a todas a que participéis. Los blogs y las redes sociales han demostrado ser un excelente medio para compartir experiencias, temores e incluso solucionar problemas. Y participar en un carnaval de blogs te da la oportunidad de entrar a formar parte de una red en la que siempre hay alguien dispuesto a escuchar, buscarte una información con la que tú no das o simplemente estar ahí.

La teta es la leche.

Y como dice Louma, es mucho más.

Dar el pecho te relaja, te conecta con tu bebé y contigo misma y te regala un coctel hormonal que modifica tus reacciones. Dar la teta incluso te quita el miedo.

Vivir una buena lactancia es una experiencia gratificante, te sube la autoestima, te pone más guapa y te hace sentir segura de ti misma. Empezar con mal pie o tener una lactancia complicada es casi aún mejor. Si logras tener éxito te sentirás orgullosa. La lactancia materna empondera, te vuelve asertiva y te da una nueva visión de ti misma, una visión mejorada. La lactancia te hace crecer.

La lactancia es curativa. No sólo porque dar el pecho reduce el riesgo de padecer muchas enfermedades como la diabetes, la osteoporosis o el cáncer de mama y ovarios, sino porque mejora el estado de ánimo tras el parto y te ayuda a ser feliz. Conseguir y mantener una lactancia, en este mundo en el que curiosamente está mal vista, cambia tu relación con el resto de la gente, te quita la timidez y te ayuda a ser más tú.

Dar el pecho te reconcilia con tu cuerpo, sobre todo si has tenido un mal parto, te hace sentir especial y te devuelve una mejor imagen en el espejo.

Y por supuesto, dar la teta produce placer. En un sentido muy amplio de la palabra.

Por eso cuando me preguntan porqué doy el pecho, porqué sigo dándolo después de tanto tiempo, siempre respondo lo mismo. Yo doy el pecho porque puedo y porque me da la gana. Porque me gusta.

Foto | viralbus

0
1

1 Comentario

  1. Esthercita Martinín 4 agosto 2011

    …y porque, en cierto sentido, es mi obligación: dar a mi hijo lo mejor!!!

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*