¿Has tenido problemas amamantando en público?

lactancia en publico

 

Los bebés son mamíferos y los mamíferos toman leche de sus madres, si es posible cada vez que tienen hambre o sed, no hay que olvidar que la leche materna tiene un alto contenido en agua y para hidratar además de para alimentar. Los bebés pequeños además tienen estómagos muy pequeños, por lo que suelen tener hambre o sed bastante a menudo. Así que, o te quedas en casa, o probablemente en algún momento si das el pecho tendrás que hacerlo fuera.

Amamantar es un acto natural que no debería tener mayores implicaciones. Nadie protesta si un bebé come biberón en un restaurante o en el banco del parque. Y sin embargo muchas mujeres tienen problemas para amamantar en público. Algunas veces por propio pudor, pero otras, por el comportamiento de los demás.

Sin llegar al extremo de los EEUU, donde en algunos estados las mujeres pueden ser arrestadas por amamantar en público, en nuestro país y en todos los de nuestro entorno nos desayunamos de vez en cuando con la noticia de la última mamá que ha sido invitada a abandonar el centro comercial/tienda de moda/biblioteca/piscina/restaurante de turno por amamantar a su bebé. En algunos casos la invitación incluye  una sugerencia de traslado al baño. Muchas de ellas se niegan, y con razón, y en algunos casos son increpadas o se convierten en objeto de miradas reprobatorias. A todas las madres lactantes nos ha pasado alguna vez.

Pero ¿por qué persiste el tabú de que el pecho hay que darlo en privado?

En nuestra sociedad occidental el pecho femenino se ha convertido en un objeto sexual para uso exclusivo del varón. Su función natural, que es el amamantamiento, ha pasado a un segundo plano, sobre todo después de la introducción masiva del biberón y los sucedáneos de leche materna y enseñar un pecho en público está considerado por algunas personas como un acto poco decoroso. Confundir el sexo con la alimentación de las crías es una cosa bastante extraña, pero muchas personas se sienten incómodas cuando ven a una madre amamantando en público.

Eso sí, has de saber que en nuestro país, afortunadamente, las leyes nos protegen. Y aunque no hay ninguna específica que nos permita amamantar sin problemas, si te echan el problema pueden tenerlo ellos. Amamantar es bello en cualquier parte, no dejes que nadie te diga que está mal.

Y tú ¿has tenido problemas amamantando en público? ¿Nos cuentas tu experiencia?

Foto | Chris Alban Hansen

0
1

1 Comentario

  1. Jamás tuve ningún problema pero de todas formas con el último peque me regalaron una especie de “babero” para la madre que tapa la zona del pecho para así tener un poco más de intimidad

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*