Evitar grietas en el pezón durante la lactancia

Mother breastfeeding her baby

El pecho está preparado para la lactancia materna pero a veces es inevitable que aparezcan grietas en el pezón. Si te ocurre esto, posiblemente se deba a una mala posición de la boca de tu bebé a la hora de agarrar el pecho durante la toma.

En estos casos, el bebé agarra con la boca solamente la parte del pezón sin incluir la areola y en los pezones aparecen unas fisuras dolorosas, y a veces sangrantes, que dificultan la lactancia materna.
Para ayudarte a cicatrizar las grietas resulta útil que te apliques tu propia leche al finalizar la toma. Deja el pecho aireado todo el tiempo que sea posible y recuerda que no es necesario que lo laves en cada toma.

Te resultará también de ayuda la homeopatía. Existen diferentes medicamentos homeopáticos en función del tipo de grietas que padeces. Para elegir el más adecuado acude a tu médico homeópata o farmacéutico para que él te asesore.

En algunos casos el tratamiento homeopático va principalmente encaminado a facilitar la cicatrización y así evitar la infección.

En otros casos, el medicamento homeopático calma las molestias cuando no puede tolerarse ni el menor contacto o cuando el dolor es de tipo punzante.

En cualquiera de los casos, el tratamiento homeopático te ayudará a disminuir las molestias en la mayor brevedad posible para poder así disfrutar de la lactancia materna y de tu bebé.

0
2

2 Comentarios

  1. Ana de Cestaland 22 agosto 2014

    Hola!
    Un artículo super interesante…
    Hombre, yo creo que las grietas son evitables totalmente si se coge el tema a tiempo. Si la mamá empieza a notar dolor u observa en el pezón cierta forma rara al terminar la toma, es el momento de tomar las primeras medidas e intentar corregir la postura del bebé.
    ¿no os parece?
    Además de las cremas reparadoras y cicatrizantes, que están muy bien… lo imprescindible será corregir la postura del bebé.
    Si no se hace ésto, la grieta volverá a formarse continuamente… ¿no creéis?
    Muchas gracias por vuestros artículos y un saludo, Ana

  2. Author
    Matronas Blogueras de BOIRON 22 septiembre 2014

    ¡Hola Ana!

    Desde luego que la clave del éxito en la prevención de las grietas es una buena técnica de succión. Lo ideal es poder tener al lado una matrona en las primeras tomas para poder supervisarlas. Esperamos haberte sido de ayuda. ¡Gracias a ti por seguirnos!

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*