Errores frecuentes en lactancia materna

IMG_3377

Las lactancias fracasan por muchas cosas y las madres, en un entorno bastante hostil para con esta práctica, a veces no somos conscientes de nuestros errores. Porque nadie nos ha explicado cómo se hace, porque no hemos visto a ninguna otra mujer amamantar, porque vivimos bombardeadas por el marketing de la industria de alimentación infantil, porque los pediatras no ayudan.

Si quieres amamantar a tu bebé toda información es poca. Intenta leer todo lo que caiga en tus manos y sobre todo, trata de contactar con otras madres que hayan amamantado a sus hijos. Si no conoces a ninguna, intenta localizar algún grupo de apoyo a la lactancia. Hay muchísimos y seguro que cerca de donde vives puedes encontrar alguno. De la teoría a la práctica va un trecho y por mucho que estés puestísima en El Arte Femenino de Amamantar o aunque te sepas Un regalo para toda la vida de memoria, cuando una se pone a la tarea surgen dudas y temores. Sobre todo los consejos ajenos pueden desconcertarte mucho. Yo había leído mucho sobre lactancia y cuando nació Ana, agotada tras el parto, me creí todo lo que me dijeron.

Lo más importante es que sepas que dar el pecho no duele y no es incómodo. Si esto es así, no te hagas la valiente y pide ayuda. Amamantar es una experiencia preciosa, busca quién sepa conseguir que esto sea así.

Os dejo una lista de los errores frecuentes de las primerizas y de las que ya no lo somos tanto. Seguro que se me olvidarán muchos, se aceptan sugerencias.

1. Creer que dar el pecho tiene que doler los primeros días y que hay que aguantar
2. Creer que cuanto más hinchado esté el pecho, mejor
3. Creer que el calostro no alimenta y que el recién nacido se muere de hambre hasta que sube la leche
4. Creer que no es normal que el bebé pierda hasta un 10% de peso tras el nacimiento
5. Creer que hay leches malas
6. Creer que la lactancia se puede dar con horarios
7. Pensar que si no regula las tomas algo estás haciendo mal
8. Confundir las crisis de crecimiento con falta de leche
9. Esperar a que llore para dar el pecho
10. Confundir el establecimiento de la lactancia, cuando el pecho ya no está tan lleno, con falta de producción
11. Confundir huelgas de lactancia con destetes precoces
12. Pensar que es malo que mamen de noche
13. No acudir a expertos
14. No pedir ayuda para el resto de asuntos, asumir que lactar al bebé es algo que se puede compaginar con todo lo demás
15. Dejar que los comentarios de otros te afecten
16. No confiar en una misma
17. Pensar que te usa como chupete cuando lo que hace es usar el chupete como mamá
18. Culparte, hasta por el mal tiempo. Sí, eso es lo que hacemos las madres.

Un último consejo. Cuando llegues a casa con tu nuevo bebé, quitaos la ropa, meteos juntitos en la cama y olvidaos del reloj. Y que el resto de la gente se encargue de que el mundo siga. A disfrutar.

Gracias a Llanos, Louma, Silvina y Azu por su ayuda.

Foto | Thehumanaugh

8 Comentarios

  1. Amor Maternal 6 agosto 2010

    Irene me encanta! Por ahora lo único que se me ocurre agregar es informarse bien acerca de la compatibilidad de la lactancia materna con los medicamentos, en páginas médicas bien sustentadas, como las del hospital de Denia y de la Academia Americana de Pediatría. Lamentablemente muchos médicos aún creen que la cantidad de medicamento que pasa a la leche materna puede hacer daño al niño, y esto en muchos de los casos es una cantidad insignificante, cuya ingesta es de menor riesgo y trae consigo menos daños (si es que los hubiere) que el destete o pasar al niño “temporalmente” a fórmulas lácteas, con todo lo que aquello conlleve: fracaso de la lactancia, disminución de la producción de leche, llanto, frustración del niño, y un largo etcétera.

    Conclusión: muchos medicamentos son compatibles con la lactancia materna, si tu médico te recomienda destetar por ejemplo durante un tratamiento antibiótico, consulta estas dos fuentes, imprímele la información, y así evitarás destetar a tu hijo y que el mismo médico recomiende ese actuación a otras madres que acudan a su consulta.

    http://www.e-lactancia.org/

    http://www.ihan.es/publicaciones/articulos/medicamentos_lactancia_AAP.pdf

    Un abrazo, Irene, y gracias por hacer tan buena recopilación… a ver si alguien recuerda otro error…

    Louma

  2. Elena 6 agosto 2010

    ¡Excelente recopilación! Espero que muchas mamás tengan en cuenta estas recomendaciones y mantengan la lactancia de sus hijos durante por lo menos dos años :)

  3. Ileana 6 agosto 2010

    Excelente entrada, Irene!!!

    Sobre todo excelente el último consejo.

    Lactar es amar, sin horas, sin prisas, sin reloj, sin prejuicios, sin razones…

    Entregarnos fluidamente al bebé, mantener el continuum, el contacto físico todo el tiempo como si aún siguiera en la barriga… despojarnos de toda racionalidad y de toda ocupación para entregarnos al bebé que hemos elegido tener… Eso es amamantar.

    Un abrazo!!!

  4. Ileana 6 agosto 2010

    Este post mío está relacionado:

    ¿Cómo lograr amamantar?

  5. OR² 9 agosto 2010

    Excelente recopilación! Hubiera querido leerla hace años, cuando tuve mi primer bebé, me había sido de gran apoyo, creo que cometí todos los errores mencionados y faltarían más. Gracias por compartir! Me encantó el último consejo!!!

  6. Author
    Irene Garcia 10 agosto 2010

    Ya hice un post sobre eso, jejejeje. Entre otras cosas porque cuando Lara tenía unos ocho meses me dio un cólico biliar gordísimo y estuve ingresada 10 días, con la niña en la habitación tomando teta ¬¬. Y tuve algún rifi-rafe con el médico a causa de los medicamentos. Increíblemente era yo la que les tenía que decir: sí, eso lo puedo tomar xDDDDDD. Casi siempre soy yo la que se lo digo, excepto en Alicante, curiosamente ha sido en el único sitio en el que un médico se ha molestado en informarse sobre si el medicamento es compatible con la lactancia antes de recetármelo. El resto me dice casi siempre “uf, pero vas a tener que destetar”…Anda ya, si hasta los derivados de morfina como la dolantina son compatibles y más con un niño grande como Lara ;)

  7. Bren Mastitz 4 mayo 2011

    Pensar que te usa como chupete cuando lo que hace es usar el chupete como mamá…esa frase me encanto! porque estoy canada de que me digan que mi beba me usa de chupete…

  8. Silvia 12 mayo 2011

    ¿y si te usa como chupete qué?
    ¡rico! porque es una forma de buscar amor y compañía, no tiene nada de malo…
    Yo me contorsionaba para darle teta a mi hijo mientras él iba bien sentado y amarrado en su silla del auto. De los otros autos habrán pensado miles de cosas de mí, pero ¿qué importa? bebé contento=mamá contenta

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>