¿Cómo influye el trabajo a tiempo completo en la lactancia?

lactancia y trabajo

La mayoría de las mujeres expresan su deseo de amamantar antes o inmediatamente después del parto. Las campañas informativas a favor de la lactancia realizadas en los últimos años han cumplido ampliamente su función y las mujeres ya saben que la lactancia materna es beneficiosa, tanto para la madre como para el bebé o incluso para el planeta. Sin embargo, el porcentaje de ellas consigue mantener lactancias de la duración recomendada por la OMS y las campañas informativas – seis meses de lactancia materna exclusiva y mínimo dos años de lactancia materna complementada con otros alimentos – es muy bajo, por no decir  casi inexistente. Entre el porcentaje de mujeres que pretenden amamantar como recomienda la OMS y las que lo consiguen hay multitud de trabas que convierten la lactancia en una carrera de obstáculos a veces insalvables. Hoy vamos a hablar del mercado laboral.

Un nuevo estudio publicado en el mes de mayo en la revista Pediatrics asegura que el trabajo a tiempo completo es una de las principales causas de abandono de la lactancia y que, como era de sentido común, cuantas más horas trabaja una mujer más difícil es para ella continuar amamantando a sus hijos. El estudio se realizó monitorizando a 2300 madres trabajadoras en Australia y concluyen que las madres que trabajan menos de 19 horas semanales tienen más probabilidades de mantener la lactancia, al menos hasta los seis meses, mientras que trabajar más de 19 horas a la semana incrementa el riesgo de abandono al sexto mes.

Amamantar es un comportamiento fisiológico innato pero que está influido por la sociedad y la cultura en la que la madre vive. La lactancia es difícil de establecer y suele mejorar bastante cuanto más tiempo pasa, por lo que tener que abandonar a los seis meses, cuando todo empieza a ser más sencillo, es, sin duda, una pena. La homeopatía puede ayudarte, sobre todo con los inconvenientes del principio, no dudes en consultar con un experto si es tu caso. Y luego, si puedes, no te quedes ahí.

Desde mi punto de vista, reivindicar tiempos y espacio para amamantar mejoraría no sólo las cuestiones de salud pública estrictamente físicas relacionadas con los beneficios de la lactancia, sino también el derecho de las madres a disfrutar de sus hijos, que, aunque parezca una tontería, a la larga sirve para crear sociedades más amables.

Vía | Healthday

Foto | moppet65535

0
0

0 Comentarios

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*