¿Qué tengo que hacer para donar leche?

donantes de leche

A nadie le gusta un sacaleches, ese invento que hace que inmediatamente te sientas un poco como una vaca y que a veces no queda más remedio que utilizar por motivos de fuerza mayor, como que tienes que volver al trabajo o que tu bebé ha nacido antes de tiempo. Sin embargo, cada vez hay más mujeres que acaban encontrándole una utilidad tan buena que las reconcilia con el cacharro y si nos apuráis, con el mundo: ayudar a otros.

Los bancos de leche materna son aún escasos en España, pero también es verdad que cada vez se oye más hablar de ellos, sobre todo en noviembre, mes en el que festejamos a los bebés prematuros. La leche materna es un bien muy preciado por las unidades de neonatología, que saben bien que la lactancia materna puede marcar la diferencia entre una vida llena de complicaciones y una vida normal en estos niños que nacen antes de tiempo y otros que nacen malitos y cuyas madres no pueden amamantarlos. Y se nutren de madres altruistas y generosas que regalan su leche y su tiempo para beneficio de otros, por el placer de dar.

Tener un recién nacido ingresado es una experiencia dura y muchas madres, debido al estrés, no logran hacer funcionar una lactancia para sus propios hijos, o tardan mucho tiempo en hacerlo. Por eso, mientras ellas lo intentan, otras madres con un poco más de suerte y sin duda con un gran corazón donan leche y puede que con ello salven la vida a muchos peques.

Donar leche es fácil, sólo necesitas un extractor y algo de empeño. Para ser donante de leche no hay que cumplir casi ningún requisito, más allá de llevar una vida saludable, no tener enfermedades contagiosas, no fumar, ni beber o tomar medicamentos y hacerse una analítica. Cualquiera puede hacerlo. Es gratis y sobre todo gratificante. Con la donación de leche no sólo ayudas a otros bebés más necesitados que el tuyo, sino que además te aseguras que tu lactancia se mantendrá todo el tiempo que quieras, mientras dones, estarás estimulando tu propia lactancia, protegiéndola y asegurándote su éxito mientras tú quieras. Cuanta más leche donas, más leche tienes. Tú bebé te lo agradecerá. Los bebés prematuros o enfermos también.

¿Te animas?

Foto | shingleback

0
0

0 Comentarios

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*