¿Cómo compatibilizar mi vida laboral con la lactancia?

Cómo compatibilizar mi vida laboral con la lactancia

La leche materna contiene todas las vitaminas, grasas y proteínas necesarias para que el recién nacido se desarrolle, además, debido a su alto contenido en inmunoglobulinas, refuerza la protección del bebé frente a las posibles infecciones.  La Organización Mundial de la Salud y UNICEF recomiendan que el ideal de alimentación infantil es que todos los bebés tomen lactancia materna exclusiva hasta los seis meses y sigan siendo amamantados, tomando además otros alimentos, hasta un mínimo de 2 años y durante tanto tiempo como la madre y el niño deseen.

Si la madre debe incorporarse al trabajo antes de los seis meses, tendrá que buscar técnicas para que el bebé siga tomando leche materna, bien directamente o mediante leche materna extraída.

Estrategias que pueden ayudarte a compatibilizar lactancia y trabajo.

  • Hasta que el bebé cumpla los 9 meses todas las madres disponen de una hora (o dos medias horas) de permiso con sueldo para lactancia durante la jornada laboral, que puede utilizarse para darle de mamar al bebé o para extraerse la leche. También se puede cambiar por entrar media hora más tarde o salir antes.
  • Puedes recurrir a los medicamentos homeopáticos durante la lactancia, ya que no se han descrito efectos adversos relevantes asociados a su toma. Si tienes dudas sobre cómo usar la homeopatía te recomendamos que consultes a tu profesional de la salud.
  • Elabora tu propio plan.  No es lo mismo si la madre trabaja cerca o lejos de su domicilio, si tiene jornada completa o reducida, si dispone en el lugar de trabajo de espacios adecuados para amamantar directamente a su hijo…
  • Intenta mantener la lactancia directa. Para ello la persona a cargo del bebé puede acercarlo al trabajo de la madre para que ella le dé el pecho allí o bien la madre puede salir del trabajo para amamantarlo en casa.
  • Si no es posible estar con el bebé a lo largo de la jornada para darle el pecho directamente, se puede recurrir a sacarse la leche. Lo ideal es que la madre amamante a su hijo directamente a demanda antes de ir al trabajo y en cuanto regrese, así como durante todo el tiempo que este con el bebé. La leche extraída en el trabajo y transportada en la neverita se pone en el frigorífico cuando la madre regresa a casa y servirá para el día siguiente. En cualquier caso la madre debe asegurarse que la persona que alimentará al bebé cuando ella no esté, entiende y respeta las instrucciones que ella deja, especialmente en el caso de dejar leche extraída.
  • Los festivos, fines de semana y siempre que el bebé esté con su madre lo ideal es que tome sólo pecho, facilitando el mantenimiento de la producción de leche.

0 Comentarios

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*