Bancos blancos

prematuro_lactancia

La lactancia natural es el mejor alimento para cualquier niño, especialmente si está enfermo o es prematuro. Sin embargo, amamantar a un prematuro conlleva serias dificultades. Al estrés producido por un parto inesperado o un diagnóstico inquietante hay que añadirle multitud de sentimientos y sensaciones poco gratas. Estupor, desorientación, depresión, sentimientos de rechazo, de culpa, …y sobre todo, la separación del bebé recién nacido que debe permanecer en su incubadora por un tiempo a priori inespecífico hacen muy difícil el que estos bebés puedan empezar a mamar de forma normal, lo que genera muchas complicaciones en las madres y en el sistema de producción de leche. Estimular el pecho en vacío, en una sala de extracción con un sacaleches y sin tu bebé es duro. Hacerlo durante un tiempo prolongado de quizás varios meses es terrible. Por eso muchos bebés prematuros o enfermos cuentan encima con la desventaja de no disponer de leche materna.

Después de la leche de su propia madre, la leche humana donada es la mejor opción para esos bebés porque se asimila mejor que la fórmula artificial, les protege de infecciones y mejora sus posibilidades de recuperación, supervivencia y desarrollo. En algunos países, como Brasil, existe una red nacional de bancos de leche, que con cerca de 200 centros, cubre prácticamente las necesidades de todos los niños en estas condiciones.

En cuanto a países como el nuestro, en el año 2007 el Hospital 12 de Octubre de Madrid inauguró el primer y, hasta la fecha, único Banco de Leche Humana de la península, segundo en España después del Banco de Leche Humana de las Islas Baleares.

¿Qué es un Banco de Leche Humana?
Un Banco de Leche Humana es un centro especializado donde la leche donada por algunas madres se recibe, se procesa, se almacena y se distribuye según indicación médica, a niños enfermos que no pueden recibirla de sus propias madres. Tanto la donación como la dispensación son gratuitas.
La selección de las donantes, la recogida y almacenamiento de la leche en condiciones óptimas  y su pasteurización previa al consumo, junto con estrictos controles de calidad, otorgan a la leche humana donada la seguridad y los beneficios que ofrece la leche materna.

¿Puedo ser donante?

En principio casi todo el mundo puede ser donante de leche. Sólo has de cumplir las condiciones que ya cumples porque estás amamantando a tu bebé: no fumar ni beber en exceso (mejor no fumar ni beber nada de nada), no tomar demasiadas bebidas con cafeína, no tomar medicamentos o hierbas que puedan pasar a la leche y que puedan ser perjudiciales para el bebé.

¿Cómo me hago donante?

Puedes dirigirte al Materno-Infantil del 12 de Octubre e informarte. El banco de leche está situado dentro del Servicio de Neonatología en la planta baja. Si te interesa te harán una pequeña entrevista acerca de tus hábitos de salud y un análisis de sangre igual al que te hicieron en el primer y último trimestre de embarazo para confirmar que no padeces ninguna enfermedad como HIV o sífilis. De hecho si conservas la serología del tercer trimestre y no han pasado más de dos o tres meses es posible que ni siquiera se necesite repetir la analítica.

¿Qué necesito para ser donante?

Un congelador en tu casa para congelar inmediatamente la leche extraída y una mochila o bolsa isotérmica para transportar la leche hasta el banco.
Si eres capaz de extraerte con la mano no necesitas ni sacaleches. Si no dispones de sacaleches existe la posibilidad de que el propio banco te preste uno. El banco sólo acepta leche almacenada en biberones de vidrio estériles, por lo que ellos mismos te los facilitan.

¿Cuesta mucho esfuerzo ser donante?

Casi nada. Y además tiene sus ventajas. La primera es que al estimular de más el pecho producirás más leche para tu bebé. Además así vas acostumbrándote al uso del extractor para cuando empieces a trabajar. Aunque al principio saques poca no importa, piensa que un prematuro puede empezar comiendo dos o tres mililitros de leche cada tres horas los primeros días o incluso semanas.Y por último, aunque no menos importante, siempre sienta bien ayudar a los demás. Un montón de minibebés te lo agradecerán.

Más información |

Banco de Leche Hospital 12 de Octubre, Madrid: Servicio de Neonatología. Edificio Materno-Infantil (planta baja). Tel.: 913 908 011. E-mail: bancodeleche.hdoc@salud.madrid.org

Banco de Leche Materna de Palma de Mallorca: Fundació Banc de Sang i Teixits de les Illes Balears. Palma de Mallorca. Tel. gratuito: 800 401 301. En su web se puede rellenar un formulario para ser donante y consultar cualquier duda al respecto.

0
1

1 Comentario

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*