Ataque a la lactancia exclusiva hasta los seis meses

ataque lactancia

Durante el primer año de vida, la leche es el principal alimento de los cachorros humanos. La Organización Mundial de la Salud recomienda mantener la lactancia exclusiva hasta los seis meses de vida, momento tras el cual, siempre y cuando el bebé quiera, pueden irse introduciendo distintos alimentos que complementarán la alimentación láctea hasta el año.

La introducción de la alimentación complementaria es uno de esos temas que se llevan folios y folios en revistas y folletos informativos dedicados a nutrición infantil. La edad de seis meses es, como en todo lo relacionado con niños, orientativa. Lo más importante para que un bebé pueda iniciarse en el maravilloso mundo de la alimentación complementaria es que esté preparado para ello. Por eso las guías de la OMS, UNICEF y los organismos especialistas en salud infantil recomiendan vigilar estos signos:

– Que el bebé muestre interés por la comida
– Que sea capaz de mantenerse sentado
– Que haya perdido el reflejo de extrusión (si cuando le metes el puré en la boca lo escupe es que no ha perdido este reflejo)
– Es capaz de avisarte cuando no quiere más

La guía para la introducción de la alimentación complementaria de la OMS puede descargarse en este enlace.

Las recomendaciones de la OMS son claras y a pesar de ello muchos productos de alimentación infantil vienen etiquetados como aptos a partir de los cuatro meses.

El viernes me desperté con una noticia publicada en The Guardian en la que se dice, se comenta, que un estudio científico asegura ahora que prolongar la lactancia exclusiva hasta los seis meses de edad podría ser perjudicial para nuestros hijos. Por supuesto en un lenguaje algo dramático – una de las investigadoras dice que afortunadamente no muchos niños habrán sufrido daños ya que la mayoría de las madres no llegan a los seis meses de lactancia – se asegura que la alimentación complementaria debe introducirse antes, en contra de las recomendaciones de la OMS. Alergias, celiaquía y anemia son los principales argumentos a los que alude el estudio, que asegura que sus investigaciones son posteriores a las utilizadas para la redacción de las recomendaciones OMS.

El estudio ha sido publicado en The British Medical Journal, que lleva un par de semanas bastante movido, por lo que se ve.

Obviamente las reacciones no se han hecho esperar: madres alarmadas, organismos defensores de la lactancia materna a pleno gas…como siempre internet se muestra como la herramienta perfecta para defender a los usuarios de los caraduras, que al parecer, andan por todas partes.

El perfil Global Breastfeeding en twitter ha sido clave para mí y desde aquí agradezco el esfuerzo. Salta la noticia y las madres internautas se ponen en marcha. Así, desde el mismo viernes ya podemos acceder a las reacciones de todo el mundo ante este artículo.

Dejando de lado que la última recomendación con respecto a la celiaquía es que el gluten ha de introducirse mientras se está amamantando (y no esperar a los ocho meses si vas a destetar antes), me complace presentaros las reacciones de UNICEF, Baby Milk Action y Francesco Branca, Director de Nutrición de la OMS ante este ataque, que finalmente no sabemos muy bien si proviene de los autores del estudio o de los periodistas que lo publican después en la prensa generalista. En resumen las conclusiones al nuevo estudio son:

– el estudio no es nuevo
– el estudio (o los periodistas que lo interpretan) falta a la verdad, puesto que asegura que los resultados de la OMS se basan en análisis muy antiguos
– el estudio no es ni de lejos comparable al metaanálisis publicado en Cochrane en 2009 y que la OMS utiliza para corroborar su recomendación y que se refería a una revisión de 3000 estudios previos
– los autores del estudio tienen un conflicto de intereses, ya que reciben dinero de los fabricantes de productos de alimentación infantil complementaria.

Así pues y según los organismos internacionales expertos la lactancia materna exclusiva hasta los seis meses de vida sigue siendo la recomendación a día de hoy. Al fin y al cabo, en el principio no había potitos, ni termomix.

Foto | Mahali

0
8

8 Comentarios

  1. ana 17 Enero 2011

    como siempre, muy bueno!!

  2. Cecilia 17 Enero 2011

    Hola! Felicitaciones por el blog!!, me gustaría contactarme pero no encuentro una dirección de mail.

    El mio es prensa@animodemujer.com, agradezco te comuniques conmigo, muchas gracias!!

    Cecilia

  3. Pilar 17 Enero 2011

    Felicidades por el atículo, muy completo si señor!
    Besos

  4. Author
    Irene Garcia 18 Enero 2011

    Hola, puedes contactarnos en sermamas@territoriocreativo.es Saludos

  5. Ileana 18 Enero 2011

    Sabes? Estoy empezando a cansarme un poco de los debates científicos, porque creo que al fin y al cabo, se pueden hacer estudios para demostrar una cosa y su contraria. Lo importante es el “consenso científico” y ese, creo que tiene mucho que ver ocn el momento histórico y con otros factores sociales.

    Con respecto a la introducción de alimentos, mi postura es la siguiente: me temo que si un niño de menos de 6 meses ya muestra interés por la comida de los adultos y quiere llevarse a la boca algo de lo que estamos comiendo, eso deberá ser correcto y bueno para él.

    Lo de las alergias alimentarias lo entiendo. Pero me temo que se reducirían mucho también si realmente respetamos a los niños en su integridad, más allá de la introducción o no de un alimento.

    En fin… Que hay vueltas de tuerca para todo, excepto para lo que la naturaleza habría previsto: ¿qué sería lo espontáneo? ¿Lo espontáneo no sería tomar teta, e ir poco a poco probando los alimentos en la misma medida en que al niño le apetezca, a partir de la comida de los adultos? Eso sin duda, debe ser lo mejor.

  6. Natalia 19 Enero 2011

    No me cabe en la cabeza que se publiquen ese tipo de árticulos y lo que es peor, que la gente se los crea.
    La duración de la lactancia debe decidirla el bebe y la madre. Si el bebe está a gusto y la madre puede permitirselo no veo porqué no va a durar el tiempo que ellos quieran!

  7. Dubitando 19 Enero 2011

    Hola;

    Me parece que apelar al conflicto de intereses en este caso no tiene mucho sentido. Me he preocupado al ver la noticia, he leído el estudio original (es bastante cortito), y en él se indica que los sustitutos de la LM son perjudiciales, y en ningún momento se alude a alimentación complementaria comercial. Vamos, que hablan de introducir frutos secos y cosas así, no papillas.

    Lo que comentas de que una investigadora afirma que “no muchos niños habrán sufrido daños” en realidad no es tan dramático: el estudio dice que es posible que, si la tendencia a mantener la LM exclusiva hasta los 6 meses fuera generalizada, se encontrasen más casos de alergias por la falta de exposición temprana del organismo a ciertos alimentos. Es una conclusión lógica si han encontrado un número apreciable de bebés alérgicos relacionada con la LM exclusiva aunque siga siendo minoritaria ¿no?

    Desde luego, si mi niña a los 4 meses admite algo más que teta, no seré yo quien se lo niegue, y más teniendo en cuenta que hay dudas razonables sobre las implicaciones de saltarse esa posible ventana crítica entre los 4 y 6 meses.

  8. Author
    Irene Garcia 20 Enero 2011

    Buenos días. En todos los estudios científicos es necesario señalar si existe algún conflicto de intereses. Esto es así, si el estudio pretende ser medio serio. Puedes darte una vuelta por la Cochrane y mirar todos los metaanálisis que señalan conflicto de intereses tan sólo porque alguno de los estudios estaba realizado por alguno de los revisores. Claro que hay que señalar el conflicto de intereses. La ciencia también hay que financiarla y si pretendes que tu análisis sea serio tienes que decir quién te paga.

    Por otro lado no han encontrado ningún número apreciable de bebés alérgicos relacionados con la LM exclusiva. La recomendación de lactar en exclusiva hasta los seis meses no sólo es para los niños de pecho, también es para los niños de biberón, aunque curiosamente el estudio no aluda para nada a estos casos. Los estudios sobre alergias que yo he visto no se refieren a LM exclusiva, sólo a lactancia. Considerando lo alergénica que es la leche de vaca, pues no sé yo hasta que punto puede influir, por muy modificada que esté.

    Además me resulta muy curioso lo de los frutos secos. Los niños no pueden comer frutos secos a menos que estén bien procesados, por lo menos hasta los cuatro años, cuando tienen muelas suficientes para machacarlos y no hacer una aspiración. Cualquier pediatra te lo va a decir. No sé si lo que se pretende es que coman mantequilla de cacahuete.

    Como en estas cosas siempre hay que andar con ojo, te dejo un link en el que una mamá periodista hace un análisis del “estudio” que resulta que al final ni siquiera es estudio. No es lo mismo publicar un análisis exhaustivo, aunque sea un estudio de cohortes o de casos y no randomizado que publicar un comentario suelto en una revista cientírica.

    El link http://maternidaddiferente.blogspot.com/2011/01/tergiversa-que-algo-queda.html#comments

    La lactancia exclusiva hasta los seis meses (alrededor de seis meses, si es seis meses menos 10 días porque el niño lo pide no pasa nada) sigue siendo la recomendación sanitaria de los organismos expertos. Esto es lo que tiene el consenso científico.

    Saludos

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*