Vuelta al cole

amigos

Entre ayer y hoy han empezado los colegios en varias comunidades autónomas, Cataluña, País Vasco y alguna otra. En Madrid los coles empiezan la semana que viene, pero el de Ana ha decidio destacarse, así que hoy ha sido su primer día en Primaria.

Con su uniforme nuevo con falda – yo horrorizada y ella encantadísima de la vida – se ha despertado una hora antes de lo que tocaba, después de una noche de muy poco dormir y allá que se ha ido, a ver a sus amigos y a su nuevo maestro.

La última moda en organización escolar es mezclar a los niños cada dos años. El cole de Ana es Línea 4 (o sea, que tiene cuatro clases por curso con unos 27 alumnos cada una) por lo que este año al empezar nuevo ciclo sólo coincidirá con unos seis o siete de sus antiguos compañeros, el resto son nuevos. El resultado ha sido que está separada de sus dos amigas del alma. Y yo tengo cierta inquietud.

Entiendo que este método es beneficioso a la hora de evitar que los niños adopten roles de por vida, principalmente aquellos que han demostrado ya que son “gallitos”, que separarlos de sus compañeros de “banda” – es una forma de hablar, que nadie se ofenda – es bueno tanto para ellos como para el funcionamiento de la clase. Alguna mamá en twitter me ha comentado que además viene también bien para los niños tímidos, que se espabilan y que se amplía el grupo de amigos, aunque de esto tengo mis serias dudas.

Recuerdo que el mejor día de cole siempre era el primero después de las vacaciones, alguno incluso dirá que era el único día bueno, tal vez descontando la vuelta después de Reyes, y ayer incluso vi a un niño en la tele que aseguraba que podía haberse quedado en casa otros cinco años más sin ningún tipo de trauma. Creo que las amistades que se hacen en el cole, tras años de convivencia, son entrañables si sabes cuidarlas. Esas amistades que retomas sin ningún problema tras meses sin contacto como si te hubieras visto ayer tienen un valor enorme en la vida y los que las perdieron, ahí están, todos en Facebook buscando como locos . Y creo que con este nuevo método nuestros hijos se las van a perder.

Además de considerar que el sistema, sobre todo para los niños menos adaptables, tiene toda la pinta de ser una especie de “terapia de choque”. Creo que cinco años es una edad muy vulnerable, que si has detectado ciertos roles en un crío a esa edad la forma de eliminarlos es buscar las causas y hacerlas desaparecer y que éste método tal vez sea buenísimo, pero yo, sinceramente creo que se queda cojo. Vaya, que no lo veo.

Así que protesto. A la espera de que algún experto me de algún consejo aquí me quedo, cruzando los dedos para que Ana y el resto de sus amigos a los que he cogido cariño tras dos años de juegos y peleas, se adapten rápido y que el periodo de adaptación no suponga un retraso en su educación “formal”: esas cosillas sin importancia como aprender a leer bien y a escribir sin faltas de ortografía, que es lo que nos toca ahora.

No sé de dónde ha salido esta nueva tendencia en organización escolar y no soy capaz de encontrar nada en google. Cualquier ayuda es buena, así que si sabéis algo no dudéis en decírmelo. A ver si así me documento y me quedo más tranquila. Lanzo la pregunta típica ¿Algún psicopedagogo en la sala?

¿Y a vosotros qué os parece?

Foto | hoyasmeg

0
7

7 Comentarios

  1. padredeana 7 septiembre 2010

    Pues mi ejemplo es claro. Yo sigo con los amigos con los que estuve desde la guardería hasta que salí del cole para la universidad. Es decir, desde los 3 hasta los 18 años, en la misma clase, con la misma gente. La mitad de ellos seguimos en contacto y, con un cuarto, me sigo viendo habitualmente.
    No me gusta el nuevo sistema.

  2. Mercedes 12 septiembre 2010

    EL pasado viernes un grupo de padres en la puerta del cole estaban enfadados por el cambio de grupo, su hija no estaría con tal amiguita, o con esta otra…
    Una de ellas más tranquila comentó que el día anterior había hablado con su hija: ” Cariño¡, he hablado con la profe, es que te han cambiado de clase y ya no estás con tus amigas fulanita…”, la niña contestó:” Mamá, no le digas nada a la profe, a ella siempre se la hace caso”… otra niña le dijo a su madre: “mamá, no importa el recreo está para jugar con mis amigas y la clase para trabajar”
    Por otro lado, yo cambié de cole con 11 años y luego con 14… me ayudó a abrirme, lo que ha durado han sido mis amigos de la infancia,los de la calle,los del escondite,los de la piscina…

  3. Author
    Irene Garcia 12 septiembre 2010

    Ana de momento va bien. Pero sí que es un poco raro que aún no conozca los nombres de sus amigos. No es lo mismo con 11 años que con 5. Y no es lo mismo para todos los niños, me temo. Y eso que la mía no creo que tenga muchos problemas, es muy extravertida. Pero sí que hay otros niños que son más tímidos, les cuesta integrarse y para ellos creo que hacerlo así es contraproducente, en serio. A mí es que las cosas bruscas, con niños, no me gustan, me dan mal rollo. El estrés el niños es muy perjudicial.

  4. Mercedes 12 septiembre 2010

    en la norma de org de centros, en Castilla La Mancha ,el período de adaptación es obligatorio en infantil 3…en el resto no…
    NO sé en Madrid.
    Por otro lado, muchos padres no piensan en las consecuencias de muchos de los problemas del estres infantil… Yo personalmente estoy muy preocupada por ello, por eso creo en la adaptación individual.
    Mi hija pequeña, recién entrada en la guardería está sufriendo en el proceso de adaptación, hasta que no la vean bien, no ampliaran horario, mal que me pese a mí a mis jefes…
    Bueno, seguimos siguiendonos…

  5. Author
    Irene Garcia 12 septiembre 2010

    Adaptación individual, exacto :). Aquí no hay de eso, aunque así entre nosotras, el año que viene pienso hacer una adaptación totalmente individualizada con Lara. Lo quiera el cole o no 😛

    Besos

  6. Mònica 4 diciembre 2013

    Hola Irene,
    yo me encuentro como tú; no logro encontrar nada en Google y estoy totalmente en contra de esta práctica. Entre otras cosas creo que no se enseña al niño a afrontar los problemas de convivencia, se le enseña que cuando una relación no va bien lo “lógico” es abandonar. No conozco a ningún claustro de profesores que se “mezcle” con el de otro colegio porque haya tensiones entre el profesorado.
    Me gustaría seguir cambiando impresiones contigo,a ver si logramos hacer algo más.

    Saludos,

    Mònica

  7. Alicia 10 marzo 2016

    En nuestro cole se va a hacer en el paso a primaria…y los papas estamos recogiendo firmas para presentar un escrito al consejo escolar…No se si servira de mucho ojala que si….No se si se podria hacer algo mas…si me podeis orientar.Gracias

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*