Vive la Magia

cabalgata

Hoy es la noche de la magia por excelencia. Recuerdo la noches de Reyes como las más bonitas y emocionantes de toda mi infancia. Y espero que a mis hijas les pase lo mismo. Regalos aparte – tal vez mañana haya alguna decepción por aquel juguete que querían tanto y que los Reyes no encontraron por ninguna parte – la noche de Reyes para mí, sigue representando todo eso que somos de niños: curiosos, optimistas, esperanzados, confiados.

¿Hay algo más bonito que esperar que te regalen cosas por el simple hecho de ser tú? Porque esa es la magia de los Reyes Magos y ese es mensaje que los niños deberían escuchar: eres tan, tan especial que tres magos de Oriente vienen a concederte tus deseos, eres tan, tan especial como todos los niños de la Tierra, cada uno siendo como es tiene esta noche su regalo – hoy no es noche de explicar injusticias sociales, ya habrá tiempo.

Revivir la magia de la noche de Reyes es más fácil con niños. Y nosotros, los niños que fuimos, podemos aprovechar para reaprender el mensaje, porque es un mensaje de fe en uno mismo, un buen chute de autoestima. Sólo tenemos que cerrar los ojos y recordar aquellas noches de Reyes en las que dormir era difícil y a la vez imprescindible.

Los niños son listos, mucho más listos que los adultos. Son alegres y tienen fe, creen en la magia, en las hadas, en la bondad y en los Reyes Magos y creen que merecen cosas por ser quienes son. Hoy es noche de aprender de nuestros hijos, porque saben mucho, mucho mejor que nosotros el secreto de la vida. La risa, el calor, la ilusión y los sueños, la magia de la vida.

La vida es magia, la magia es una noche de Reyes y si los Reyes son los padres, entonces los padres somos mágicos. Ese es nuestro regalo para continuar a partir de mañana.

Lo único necesario es creérselo.

Felices Reyes.

Foto | Tom Raftery

0
0

0 Comentarios

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*