Vacunas

vacuna

En la actualidad existe una tendencia en aumento a no vacunar a los niños a la que se suscriben principalmente familias que han optado por crianzas respetuosas y más cercanas a lo natural: parto no medicalizado, lactancia materna, porteo,…van muchas veces de la mano de la decisión de no vacunar.

Las vacunas son medicamentos y como todos los medicamentos tienen efectos secundarios y riesgos. Defiendo el derecho de los padres a informarse y tomar decisiones propias basadas en dicha información, pero, igual que una no se niega a una cesárea necesaria por muy pro-parto natural que sea, creo que las vacunas entran en el pack de “males necesarios”. Por supuesto es mi opinión.

La vacuna más controvertida es la del sarampión, tal vez te haya llegado el run-run. Hace unos años, en 1998, un artículo publicado en The Lancet (prestigiosa revista) afirmaba que se había encontrado una relación entre la vacuna del sarampión y el autismo. Como siempre sucede cuando se “descubre” algo escandaloso, los medios de comunicación se hicieron eco de este hecho y como sucede también muchas veces, los términos se confundieron.

Como primera cosa a tener en cuenta, el hecho de que se descubra una relación entre el autismo y las vacunas o las coles de bruselas, no implica causalidad. Es decir, que dos cosas sucedan más o menos al mismo tiempo no quiere decir que una sea consecuencia de la otra. En general muchos medios de comunicación y sorprendentemente también algunos artículos científicos, confunden causalidad con casualidad. Que la vacuna del sarampión se administre a la edad en la que muchos casos de autismo empiezan a entreverse es una casualidad no despreciable.

El artículo fue retirado este año de la revisa The Lancet, ya que contenía numerosos errores metodológicos que lo invalidaban. La relación causal entre la vacuna del sarampión y el autismo nunca ha sido demostrada. Y el sarampión es una enfermedad peligrosa, mucho más que su vacuna. Por supuesto los medios de comunicación no se hicieron tanto eco de esta rectificación. También suele suceder.

Leo hoy en Mamás y Bebés que un nuevo estudio confirma la falta de relación causal entre las vacunas (principalmente aquellas que contienen mercurio como conservante) y el autismo. El estudio aparece en la edición en línea del 13 de septiembre en un avance de la publicación de la edición impresa de octubre de la revista Pediatrics.

Tal vez otro tipo de vacunas no sean tan imprescindibles en España, como la del rotavirus, no sé, pero desde luego y a pesar de que sé que las vacunas tienen cierto riesgo, mis hijas están vacunadas.

Y una última reflexión: ¿qué pasaría si todos decidieramos no vacunar?

Foto | UNICEF Sverige

0
6

6 Comentarios

  1. Ileana 20 septiembre 2010

    En esto estoy de acuerdo contigo, como casi siempre.

    Yo también creo que son un “mal” menor.

    Y si hay relación entre el mercurio y el autismo, el problema es el mercurio no la vacuna. Con no fabricar vacunas con mercurio habría.

    Si el problema es el marketing de la industria farmacéutica, tampoco son las vacunas en sí mismas.

    Mi hija también está vacunada.

    Besos!!!

  2. Eva 20 septiembre 2010

    Uy, que sería peligrosísimo. Muchas gracias, Irene. UN artículo muy interesante 😉

  3. maria berrozpe 20 septiembre 2010

    Creo que si no vacunamos existe el riesgo REAL de que ciertas enfermedades muy peligrosas reaparezcan. Si esto ocurre, incluso un porcentage nada despreciable de gente ya vacunada estaría en peligro ya que ninguna protege al 100%. Por lo tanto yo voy más allá y creo que no vacunar a los hijos es un acto ABSOLUTAMENTE INSOLIDARIO cuando no hay una buena causa para ello. Estos niños no vacunado no enfermerán porque la gran mayoría si están vacunados así que se libran del mal menor y del mayor gracias a que el resto de niños se exponen al menor. Por otro lado hay niños que REALMENTE no pueden ser vacunados y necesitan más que nadie que el entorno si esté vacunado. La vida de estos niños depende de que los demás vacunemos a los nuestros que están sanos y pueden enfrentarse al mínimo riesgo que supone la vacuna. Esta es mi opinión. Vacuno a mis hijos por ellos y por que vivimos en sociedad y creo que es mi deber.

  4. Author
    Irene Garcia 20 septiembre 2010

    Gracias, María, has dicho todo lo que yo no he dicho 🙂

  5. Mercedes 20 septiembre 2010

    Me alegra leer a madres a favor de la crianza natural y las vacunas… vivimos en una sociedad donde la información supera al hombre, y por supuesto a los padres más…
    He vacunado a mis hijas de todas las del calendario,… los efectos secundarios son sin duda un riesgo, pero ¿no lo son pasar las enfermedades y sus efectos secundarios?, por no hablar de sus efectos directos…

  6. lola 9 abril 2012

    Hola, yo no estoy de acuerdo contigo, mi hija no esta vacunada y no digo q no la vaya a vacunar nunca, pero pq, por ejemplo, utilizan mercurio para conservarlas si es muy peligroso para la salud?, si hasta los termómetros de mercurio estan prohibidos?, ¿PQ NO USAN SIEMPRE VACUNAS LIMPIAS?, PQ SON CARAS… Y nuestros hijos no merecen lo mejor?

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*