¿Preparados para los exámenes?

examenes

Sí, por mucho que avance el mundo parece que los niños han de seguir examinándose de forma intensiva cuando se acaba el trimestre. Los exámenes están aquí y aunque cada vez se hace más hincapié en la evaluación continua y aquellos “globales” que nosotros padecíamos en medio de enormes nervios ya no son lo que eran, los niños siguen teniendo que pasar por el trago de examinarse.

Los exámenes son un mal rato, aunque hayamos estudiado mucho y nos lo sepamos muy bien. Y mucho más si tenemos 9 ó 10 años y lo único que nos interesa es jugar, no entendemos para qué sirven las notas, ni andamos preocupados por el futuro. Aunque a los padres, desde la distancia que regala el tiempo, nos puede parecer que no es para tanto, sólo hay que intentar recordar un poco cómo de mal lo pasábamos nosotros para acompañar a nuestros hijos y que todo vaya bien.

La mejor manera de que nuestros hijos afronten los exámenes es tomárnoslos nosotros también con calma, los primeros. Presionar a los niños con las notas sólo sirve para que se pongan más nerviosos, tengan miedo de fallar y acaben haciéndolo peor de lo que pueden por culpa del estrés. que siempre es un mal compañero. Así que calma y tranquilidad también para los padres es el primer consejo ante estos días. Los exámenes son un trámite, muchas veces no reflejan todo lo que el niño ha aprendido, sobre todo en el caso de niños nerviosos y suspender no es una gran tragedia, tampoco va a condicionar irremediablemente su futuro, es mejor estar tranquilo.

Intentar que descansen bien esos días, que no estudien a última hora y se acuesten pronto sin agobiarse también es una buena manera de asegurar que no llegan el día del examen excesivamente agotados, además de nerviosos.

Comer bien, seguir haciendo ejercicio y seguir teniendo tiempo para jugar es útil para que no se agobien y pierdan energía pensando en el día D.

Distraerles, motivarlos, seguir diciéndoles que son maravillosos y que sabemos que lo van a hacer muy bien y que no vamos a dejar de quererles es la mejor medicina frente a los exámenes.

Además, la homeopatía puede ayudarte si el niño (o tú) está muy estresado en estos días. Consulta con tu médico si tienes dudas. 

Foto | amenclinics

0
0

0 Comentarios

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*