Ocho ideas para conciliar en verano

conciliar en verano

 

Llega el verano y con él todos los problemas de conciliación imaginables. Está claro, en nuestro país tener trabajo e hijos es a veces una empresa imposible, sobre todo en verano. Compaginar la maternidad/paternidad con la vida laboral no es difícil, es lo siguiente. Y no parece que de momento nadie vaya a solucionarlo. Atrás quedaron aquellos veranos azules interminables que nosotros mismos disfrutamos de pequeños: los padres tenemos que trabajar y los que salen perdiendo son los niños. O más bien todos. Pero es lo que hay.

Si el verano se te presenta complicado hoy queremos darte unas cuantas ideas para tratar de llevarlo lo mejor posible:

1. Con los abuelos. Irse al pueblo con los abuelos es un clásico, aunque no es conveniente si el niño es muy pequeño, ya que es preferible que pase todo el tiempo posible con vosotros aunque tenga que seguir yendo a la guardería.

2. Las escuelas infantiles suelen abrir durante el mes de julio con el mismo horario y precios. No así los colegios, que cierran en verano, aunque algunos disponen de actividades extra durante algunos días.

3. Los Ayuntamientos suelen ofrecer algunos campamentos urbanos, aunque las plazas no son muchas y están muy reñidas. La principal ventaja es que el precio suele ser más bajo, pero hay que estar muy atento a las fechas de inscripción, que dependerán de la localidad en la que vivas.

4. Actividades en las urbanizaciones. En los últimos tiempos algunas urbanizaciones organizan sus propios campamentos de verano. Esto es especialmente ventajoso ya que el niño no debe desplazarse y aunque el horario no sea muy extenso puede cubrirte una gran parte de la jornada laboral. Si no vives en una urbanización tal vez algún amigo de tu hijo sí lo haga. Aprovecha los grupos de whatsapp del cole también para esto.

5. Contratar un canguro es una opción en alza en los últimos tiempos, sobre todo para las familias con más de un niño, en las que los campamentos urbanos se salen mucho del presupuesto.

6. Madres de día. Las madres de día pueden ser una opción útil también durante estos meses. Sus ventajas son el entorno familiar y la atención personalizada.

7. Coordinación. Juntarse con otras madres siempre, siempre tiene muchas ventajas, también para la conciliación. Los grupos de trabajo, en los que varias madres se coordinan para ir pidiendo días de vacaciones o para contratar a una cuidadora profesional entre varias son una opción más económica y además mucho más imaginativa. Es cuestión de ponerse de acuerdo.

8. Contar con una mamá conocida que no tenga trabajo y pueda hacerse cargo de tus hijos además ayuda a mejorar la vida de personas conocidas. Y a tus hijos les encantará pasar las vacaciones con sus amigos. Sobre todo si son mayores que el resto.

No te quedes con la opción estándar. Busca, compara y encuentra tu solución personal. Feliz verano.

 

Foto | RLHyde

 

 

0
0

0 Comentarios

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*