Ni un niño más

ningun-nino-mas

La mortalidad infantil se ha reducido en los últimos años hasta en un 41% y sin embargo 19000 niños mueren al día por causas fácilmente evitables. Al día. Un dato que no contribuye a devolverte mucho la esperanza en la especie humana.

La crisis arrasa con todo, incluyendo por supuesto con las ayudas al desarrollo, fundamentales para conseguir que estas cifras sigan bajando. Recuerdo de nuevo que la mayor parte de las muertes infantiles pueden evitarse con un coste mínimo: favorecer la lactancia materna, vacunar…son sólo algunas de las cosas que pueden hacerse para que este horror acabe. Y lo mejor es que dejemos de mirarnos el ombligo, porque existen límites éticos que no se pueden traspasar.

Contribuir al descenso de la mortalidad infantil ahora mismo no requiere ni dinero. UNICEF se prepara en estos momentos para obligar, el próximo día 18 de septiembre durante la Asamblea General de Naciones Unidas, a que todos los gobiernos se comprometan con esta causa. Porque los niños son inocentes y sin embargo son siempre los que más pagan. Tu contribución en estos momentos es tan sencilla como firmar. Porque somos más y la presión debería servir para algo.

Firma, difunde y hazte eco. Tu voz importa. No te cuesta nada.

Ni un niño más.

Creo que es inadmisible que en pleno siglo XXI sigan muriendo 19.000 niños cada día por causas fácilmente evitables.

Creo que ninguna crisis debe llevarnos a dejar de preocuparnos y ocuparnos de cuestiones irrenunciables como esta.

Creo que la búsqueda de soluciones a la situación económica que atravesamos no puede pasar por generar más desigualdad ni dejar atrás a los niños, estén donde estén.

Y además sé que ES POSIBLE conseguir que ningún niño o niña muera por causas que se pueden impedir.

Yo QUIERO hacer una promesa por la infancia y quiero que el gobierno español anuncie ante la Asamblea General de Naciones Unidas que España ha renovado su promesa por la supervivencia infantil y que adoptará las medidas necesarias para cumplirla.

0
0

0 Comentarios

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*