La tele se puede usar para aprender

televisión

A veces parece que hacemos enemigos donde no los hay. Es obvio que los niños no deberían estar todo el día enchufados a la tele, que tendrían que salir y hacer cosas, correr, desarrollar su creatividad, trepar y liberar energía haciendo cosas de niños. También es una realidad que en más de una ocasión los contenidos de la televisión, incluyendo los contenidos infantiles, dejan bastante que desear en su papel socializador – los medios audiovisuales son un potente agente socializador que contribuyen a la permanencia de estereotipos y de situaciones de desigualdad y violencia. Sí, todo esto es cierto, pero la televisión también puede sernos muy útil a la hora de educar a nuestros hijos. Y no sólo porque lo único que les permitamos ver son los documentales de la 2.

Casi todos los contenidos son útiles si sabemos cómo usarlos, siempre dentro de lo que tu escala de valores y tu estética considere dentro de lo aceptable. Piénsalo. Muchas de las situaciones que se presentan en los programas de televisión son situaciones que nuestros hijos nunca van a vivir, o que si las viven se producirán cuando ya no estén bajo nuestra protección, durante la adolescencia, en el colegio,…Las series infantiles o juveniles pueden servir para varias cosas, a pesar de que moralmente su contenido no nos parezca el ideal, básicamente mediante lo que se llama “tirar del hilo”.

Los programas de televisión son una fuente inagotable para generar debates de estilo ético con tus hijos, en los que todos puedan explicar sus puntos de vista de forma que se fomente el diálogo y también el pensamiento crítico. La televisión también sirve como fuente de la que partir a la hora de investigar cómo funcionan las cosas, o incluso cómo funciona el mundo. Y no es necesario ver el telediario ni programas específicos de tecnología. Sólo hay que dejarse llevar.

Más que tener miedo a la tele, prohibirla o censurar en exceso, el truco está en verla con ellos. Y hablar. Hablar mucho. La comunicación es la mejor herrramienta de la que disponemos los padres para proteger y educar a nuestros hijos.

Foto | lattefarsan

0
0

0 Comentarios

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*