La homeopatía gana terreno en el tratamiento de los peques

catarros

Catarros, infecciones respiratorias leves, bronquitis… si alguien se creía que con la llegada del verano los pequeños se iban a librar de los mocos es porque no tiene pequeños en edad escolar (o en guarderías). La llegada del calor disminuye bastante las enfermedades del aparato respiratorio, pero los mocos, las toses y las anginas aparentemente vienen con el pack de material escolar en septiembre y no se sueltan hasta que no acaba el curso. Y no sólo eso, sino que tienen la manía de contagiarse por todas partes, desde que soy madre no gano para kleenex, para mis hijos y para mí.

Los pediatras coinciden en que los medicamentos generalmente usados para aliviar los síntomas de los resfriados no son casi nunca efectivos, menos todavía cuando el niño es muy pequeño y que, por tanto, su uso no está recomendado, salvo en algunas excepciones. Mucolíticos, antitusígenos, antihistamínicos recetados en casos en los que no hay alergias, antibióticos para virus… los medicamentos convencionales tienen contraindicaciones y efectos secundarios y para los más pequeños, es importante reducir su uso y sobre todo usarlos bien.

Sin embargo yo entiendo a los padres. Cuatro días sin dormir porque el peque se ha cogido un catarro, cuando crees que la cosa se va calmando resulta que se lo ha pegado al hermano y finalmente, agotados, caen los padres. Al cabo de tres días vuelta a empezar. Los padres sentimos la necesidad imperiosa de hacer algo y acudimos a consulta implorando un remedio. Y los pediatras a veces no tienen más remedio que hacernos caso.

La homeopatía es una gran elección en estos casos. Sin efectos secundarios, fácil de tomar y cada vez más recetada en las consultas médicas, la homeopatía gana terreno en el tratamiento de estas afecciones de los reyes de la casa (y ¿por qué no? también de los adultos que los cuidan y los quieren). Siempre acudiendo a consulta médica, porque la homeopatía ha de ser recetada por un médico, este tipo de tratamientos es eficaz. Así lo ha asegurado a Diario de Almería el pediatra-homeópata, Jorge Manresa, que insiste en que los medicamentos homeopáticos pueden utilizarse en un amplio espectro de patologías tanto los niños como en el adulto, embarazadas y poli-medicados.

Si tu niño no suelta los mocos ni para atrás, consulta con tu médico, los medicamentos homeopáticos pueden servir tanto para el tratamiento de síntomas agudos como para la prevención.

Foto | John Morgan

5 Comentarios

  1. Gemma 24 Mayo 2011

    Cierto, la homeopatía es una gran ayuda para curar las enfermedades que se curan solas por si mismas. También cierto que sus medicamentos no tienen efectos secundarios porque el agua con azúcar no ha matado nunca a nadie, lástima que tampoco los tenga primarios. El único efecto que se ha podido demostrar hasta la fecha es el que se nota en el bolsillo de quien los compra y en las arcas de los laboratorios que los venden.

  2. Marta 24 Mayo 2011

    Qué puede esperarse de un blog patrocinado por Boiron… ¡Rindamos culto pues a la memoria del agua!

  3. MikMik 31 Mayo 2011

    Medicamento homeopático: un oxímoron de libro.
    La homeopatía no es un una buena elección NUNCA, porque pastillas sin ninguna molécula de principio activo no producen ningún efecto (ni secundario, ni primario). Y no me vengan con la “memoria del agua”. Qué lista el agua, que se acuerda sólo de lo que “sirve” para curar. No se acuerda de todos los venenos, drogas, etc. con los que ha estado en contacto en miles de millones de años, no. Sólo se acuerda de esa molécula que nos interesa. ¡Anda ya!

  4. Mama Feliz! :D 11 Octubre 2011

    Lo que quieran, pero a mi la homeopatía me ha dado muy buenos resultados. Con el más grande, en relación a los moluscos y las otitis, no solo los primeros se le fueron sin tener que curetearlo, sino que desde que tomó las pastillitas que el homeópata le recetó nunca más tuvo una otitis. No creo que sean “Agua con azúcar”. Conozco muchos mas casos en los que la homeopatía fue efectiva, en niños y adultos.

  5. Ramiro 21 Septiembre 2012

    Muy buen aporte. Las terapias naturales como esta cada día ganan más adeptos. La ausencia de efectos secundarios y la gran efectividad de la medicina alternativa han popularizado su práctica.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*