Crisis y obesidad infantil, ¿existe relación entre ambos?

crisis obesidad

La sociedad occidental asocia la pobreza únicamente a la delgadez. Sin embargo, cuando sales de la pobreza extrema de los niños desnutridos del Tercer Mundo el impacto de la falta de recursos en el organismo y, en concreto en el peso, tiene muchas caras, algunas de las cuales nos resultan chocantes.

Comer bien es imprescindible para estar sano, pero la comida saludable es cara. Frutas, verduras, comida casera…,la falta de recursos, tanto económicos como de tiempo, conduce a las familias a tirar de comida precocinada o directamente de “comida basura” – bollería industrial, hamburguesas, zumos de bote, refrescos,…-, cada vez más frecuentemente. Es sencillo: es mucho más fácil tirar de unos nuggets de pollo congelados que hacer pollo asado para cenar, se tarda menos tiempo y se gasta menos luz. La fruta y la verdura son caras y la falta de recursos provoca que se disminuya su ingesta. Además la “comida basura” es hipercalórica, es más saciante y además a los niños les resulta más sabrosa, por su alto contenido en azúcar y grasas. La OMS nos advierte desde hace tiempo de las repercusiones de la pandemia de obesidad infantil de los países desarrollados o en vías de desarrollo y de su relación directa con la pobreza.

Un nuevo estudio publicado en Journal of Epidemiology and Community Health en el mes de junio acaba de relacionar el desempleo provocado por la crisis económica que estamos viviendo con una ganancia de peso en los niños nada saludable. Los investigadores han analizado a más de 1.700.000 niños de colegios públicos con edades comprendidas entre los 7 y los 18 años en California intentando establecer una correlación entre el peso y la situación laboral de sus padres y la conclusión es alarmante. Por cada punto más en el porcentaje de desempleados – que ha ido subiendo a lo largo de la crisis – el riesgo de sobrepeso de los niños ha aumentado en cuatro puntos.

Según el estudio, desde que empezó la crisis el riesgo de obesidad infantil ha pasado del 21% al 40% en los colegios públicos.

Todos conocemos la importancia de comer sano. Lo que no percibimos tan claramente es el impacto que asuntos como una recesión económica tienen en la salud de las personas del futuro. Coger peso es mucho más sencillo que perderlo. Ser pobre engorda, aunque no nos lo podamos creer.

Como padres, es poco lo que podemos hacer para mejorar las condiciones económicas mundiales. Intentar reducir al máximo la mala comida es una cuestión importante. Cuando los hábitos alimentarios son correctos y aún así nuestros hijos padecen algún trastorno alimentario la homeopatía sí puede ayudarnos a tratarlo. Usar la homeopatía en niños es fácil y sencillo. No se han descrito efectos secundarios relevantes asociados a los  medicamentos homeopáticos y son compatibles con otros tratamientos. Si tienes dudas sobre el uso de la homeopatía para tus peques en éste u otros temas no dudes en consultar con un experto.

Fuente| Healthday

Foto | MattHrust

0
0

0 Comentarios

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>