La crianza con apego en la tele

repesto

Sobra de decir que es tremendo que una sociedad supuestamente civilizada necesite de expertos que debatan sobre la necesidad del respeto mutuo, del cariño y de la importancia de cubrir todas las necesidades de los niños. Pero tristemente esto es así. Aunque por fortuna cada vez son más los padres y los profesionales que rechazan la pedagogía negra, que no piensan que los niños son unos tiranos que han venido al mundo para hacernos la vida imposible, como si el hecho de haber venido al mundo no fuera responsabilidad única y exclusivamente nuestra, de sus padres, y que ahora, gracias a la diosa, salen también en la tele.

Defender que nuestros hijos son personas, que tienen los mismos derechos que las personas, que no se les puede violentar ni siquiera con la excusa de la educación, que merecen respeto y que por supuesto son dignos de ser amados y más, inocentes puesto que acaban de aterrizar, debería parecernos innecesario, pero una ya está curada de espanto y harta de leer libros de sesudos expertos que abogan por la disciplina férrea, o mejor dicho, que parece que quieren vengarse de sus padres a través de nuestros hijos. Alguno ha sido incluso defensor del menor. Cosas veredes. Yo propongo que ya vayan y resuelva su complejo de Edipo, que empieza a oler. Así que, con todos vosotros:

La crianza con apego en la 2. Este jueves, 11 de abril a las 12h. Con Elena Mayorga, terapeuta y coeditora de la revista Mente Libre y el pediatra Carlos González, que, seguro, enamorará a unas cuantas escépticas, o eso espero. Porque hay cosas que son inadmisibles y hacer sufrir a un niño, aunque sea “por su bien” es una de ellas.

Las locas del respeto salimos en la tele. No os lo perdáis.

0
1

1 Comentario

  1. Mamá Burbujita 9 abril 2013

    ¡Lo había visto anunciado!

    Qué subidón me dio!

    Dicen que no se hizo Roma en dos días… Así que poquito a poco y con cosas como esta, sueño con que, como bien dices, algún día sea innecesario que se debata sobre algo tan trivial como el respeto y el apego a nuestros pequeños.

    Un abrazo!

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*