Homeopatía para las afecciones estacionales

primavera

Si durante el invierno la homeopatía puede ser tu gran aliada para tratar las afecciones estacionales leves de tus hijos, como las infecciones respiratorias (muy comunes en épocas frías, sobre todo en niños que asisten a colegios o guarderías) durante la primavera y el verano también puedes encontrar medicamentos homeopáticos que os ayuden, a ti y a tus peques, a lidiar con las molestias que acompañan al buen tiempo.

Alergias, quemaduras solares, picaduras de insectos y los consabidos golpes y coscorrones (aunque estos se mantienen a lo largo de todo el año) son las afecciones más comunes asociadas a las estaciones cálidas que pueden tratarse con medicamentos homeopáticos de forma sencilla y rápida. Por no hablar de los dientes, que salen cuando menos bien nos viene y molestan un montón a los reyes de la casa (la culturilla popular asegura que con el calor echar los dientes es mucho peor ¿verdad?).

Hoy os traemos las recomendaciones del Dr. Roberto Pelta, especialista en alergología del Hospital Gregorio Marañón de Madrid. El Dr. Pelta asegura que la higiene escrupulosa a la que las madres nos abonamos de por vida tras los primeros ataques de síndrome del nido produce que nuestros niños vivan en un ambiente tan aséptico que su sistema inmune se desacostumbra a luchar contra los microbios. Y así llegan las alergias, las rinitis y las intolerancias a los alimentos, tan molestas y tan condicionantes.

Según este experto la homeopatía puede ayudarnos durante todo el año, también para tratar a los peques. La falta de efectos secundarios indeseables y la fácil administración de las medicinas homeopáticas convierten a este tipo de terapias en el gran aliado de madres preocupadas porque sus hijos crezcan sanos y con una buena calidad de vida (o sea, todas). Según el Dr. Pelta, sobre todo si vamos a salir de casa, en vacaciones o puentes, es conveniente contar con un botiquín homeopático básico, que nos asegure disfrutar del calorcito sin contratiempos.

“En el caso de la alergia, los medicamentos homeopáticos son capaces de modificar la respuesta del niño frente a sustancias como pólenes, hongos o ácaros. Es decir, pueden dirigir su acción a la causa de la enfermedad y al modo de reaccionar que tiene un paciente concreto. Además, en fases agudas, hay principios activos que proporcionan un rápido alivio de los síntomas”, asegura el Dr. Pelta.

Contar con medicamentos básicos como Belladona, Árnica Montana o Chamomilla nos evitará más de un disgustillo. Y no son excesivamente complicados de conseguir. Afortunadamente cada vez más médicos y establecimientos de farmacia conocen los beneficios de la homeopatía. Consulta con tu pediatra o médico de familia y, sobre todo si estás preparando un viaje o unas vacaciones, acuérdate de aquel “más vale prevenir”.

Más de 3400 pediatras prescriben ya homeopatía habitualmente en sus consultas. Como siempre os decimos, la homeopatía, a pesar de carecer de efectos secundarios indeseables, ha de ser prescrita por un especialista. No te cortes y pregunta a tu médico, él te aconsejará.

Vía | Farmanews

Foto | Photography by Joelle

0 Comentarios

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*