Hábitos alimenticios saludables para los niños

Ramen Take Out Illustration

Según la Organización Mundial de la salud la obesidad infantil es un problema en aumento, sobre todo en países de rentas medias y bajas. Se calcula que en 2010 hay 42 millones de niños con sobrepeso en todo el mundo, de los que cerca de 35 millones viven en países en desarrollo (1)

El problema fundamental de la obesidad infantil es que los niños con sobrepeso tienden a ser adultos con sobrepeso, con todas las enfermedades asociadas a éste. El sedentarismo, la comida basura, la falta de ejercicio físico y la mala calidad de los alimentos son las principales causas de esta situación. La obesidad infantil es, además, un problema en aumento.

De bebés la cosa es fácil. Los bebés lactantes en general se autorregulan bastante bien, sobre todo aquellos que toman el pecho. Es importante recordar que tanto la teta como el biberón se dan a demanda (del bebé, se sobreentiende) y que, principalmente si toman leche materna, tienen a su disposición toda la variedad y cantidad de nutrientes que necesitan. De la mejor calidad. Recordar también que la OMS recomienda dar pecho y sólo pecho hasta los seis meses de edad, y después añadiendo poco a poco alimentación complementaria hasta que el niño y la madre quieran, con un mínimo de dos años. (2)

Pero después la cosa ya cambia. Para mantener hábitos de alimentación saludables lo primero es no incorporar hábitos de alimentación no saludables. No es cuestión de no darles nunca una chuche, pero ten en cuenta que en cuanto que prueben el chocolate puede ser que sólo quieran chocolate.

Seguir unos pocos consejos sencillos y sobre todo predicar con el ejemplo es fundamental para que tu hijo mantenga una alimentación sana igual que cuando era un bebé.

– Ofrecer comida variada y saludable
– Permitir al niño cierta capacidad de elección
– No convertir las horas de las comidas en una batalla campal
– No utilizar la comida como premio y mucho menos como castigo
– No obligar a los niños a comer
– Intentar hacer de las comidas un momento agradable y comer en compañía de tus hijos siempre que se pueda
– Restringir el acceso a “comida basura”, bollos sobre todo industriales, etc.

En las cuestiones alimentarias la realidad es que en general a lo largo de nuestra vida los seres humanos “desaprendemos” a comer. Comer bien es innato, sólo es cuestión de facilitar las cosas.

(1) OMS: Estrategia mundial sobre régimen alimentario, actividad física y salud
(2) OMS: Nutrición

0
0

0 Comentarios

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*