¿Está bien que se castigue a los niños sin patio?

recreos

 

Todos nos imaginamos lo que debe ser tratar de que 25 o más niños te hagan caso todos a la vez, entiendan lo que dices, te obedezcan y permanezcan atentos, callados y sentados muchas veces muy por encima  de sus posibilidades. Muy difícil. Y sin embargo no todo ha de estar permitido para mantener el orden.

Los pediatras recomiendan no castigar a los niños sin recreo. Los castigos son medidas coercitivas para mantener el control que usamos con los niños a pesar de que estaría fatal visto que intentáramos usarlas con adultos. Castigar está feo y además la mayoría de los expertos asegura que o enseña demasiado, excepto a tener miedo. Interiorizar las normas morales y sociales es un proceso complicado que lleva tiempo – y que muchos adultos nunca dominarán – y castigando no se consigue mucho, al menos no más allá del corto plazo.

Pero es que además castigar sin recreo puede ser perjudicial no sólo para la educación sino también para el aprendizaje e incluso la salud.

Los niños necesitan jugar, todo el rato. Cuando permanecen sentados horas y horas en el cole les estamos exigiendo un comportamiento muy alejado de la naturaleza humana y por tanto deberíamos agradecérselo y desde luego no castigarlos con menos juego cuando, según nuestro criterio “se porten mal”.

El cerebro humano necesita descanso y a la vez movimiento. El recreo es fundamental no sólo para romper con la letanía de las clases, sino para que la mente pueda “procesar” la información que está adquiriendo. Además, el recreo es fundamental para la interacción social entre los niños. Ya que una de las razones por las que los mandamos al cole es para que “socialicen” aunque sean muy pequeños, al menos no les dejemos sin este espacio para hacerlo sólo porque han hablando en clase, hablar es el primer requisito para poder socializar.

Por supuesto el recreo cubre una mínima parte de las necesidades de actividad física de nuestros peques, que, además cada vez tienen más problemas de peso debidos al sedentarismo. Y el juego libre es fundamental para el desarrollo normal de los niños.

Y todo esto no lo decimos nosotros, lo dicen los expertos de la Asociación Española de Pediatría de Atención Primaria. (AEPAP) Tanto si eres madre o padre como si eres educador, tal vez te interese echar un vistazo a lo que dicen los pediatras: prohibido dejar sin recreo. 

 

Foto | Labyrinthx

0
0

0 Comentarios

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*