6 consejos para que nuestros hijos vean menos la tele

television

 

¿Te acuerdas de nuestros veranos? Podían ser un infinito número de días de no hacer nada, correr en libertad y andar por ahí un poco en plan salvaje. El verano era largo y lo único que se podía hacer era jugar, jugar y jugar. Cuando sólo había dos canales en la tele la cosa era más sencilla: o te ibas a la calle o te entretenías en casa. Los padres de ahora además somos de una época en la que a nuestros progenitores ni se les pasaba por la cabeza que ellos fueran responsables de entretenernos. Ni tiempo de calidad, ni nada: cuando se acababa el cole si te aburrías era tu problema.

Los tiempos han cambiado. Y los padres no entendemos porqué, de repente, algunos niños se enganchan  a la tele o a los videojuegos, pero la respuesta es muy simple: hay demasiada oferta. Lo malo de ver la televisión es que es una actividad esencialmente pasiva. Los niños (y muchos adultos) se sientan delante y  se tragan todo lo que les echen, desde alguna serie horriblemente estereotipada hasta ristras de anuncios de cuarenta minutos de duración. La tele engancha, eso es una obviedad.

Buscar actividades alternativas es la única solución para que los niños dejen de mirar la televisión. Seamos sinceros, ver la tele no cuesta ningún trabajo y hay demasiados canales, el único trabajo es no perder el mando a distancia. O encontrarlo. Lo que nos da el primer truco para intentar que nuestros hijos vean menos tele.

1. Haz desaparecer el mando a distancia. La molestia de tener que ir a levantarse probablemente acabe por disuadirlos. Sobre todo si has dejado la tele enchufada en uno de esos canales tan interesantes

2. Reduce la oferta. De verdad, quitarse del cable o incluso quitar la antena hace milagros.

3. Usa una smartTV. Sin antena pero conectada a internet. Cuando el uso de la tele es más activo puede hasta tener ventajas educativas, que ellos vayan eligiendo qué quieren ver es bueno para su desarrollo, aunque tiene la desventaja de que has de estar más pendiente. Pero no hay problema: si conectas la televisión a tu cuenta de youtube puedes ver qué están viendo en todo momento desde tu ordenador o móvil.

4. Ofrece otras actividades. Principalmente al aire libre. Además te vendrán bien a ti.

5. No es lo mismo la televisión que un videojuego. Los videojuegos sí que generan actividad, aunque no sea física y con cierto orden pueden matar ratos de aburrimiento después de comer o en las horas en las que hace demasiado calor para hacer nada.

6. Pon horarios. Si la cosa está muy fea estás en tu derecho de poner límites horarios y de contenidos. Eso sí, explica porqué y ofrece alternativas.

El verano es para disfrutar del aire libre, así que intenta estar todo lo más posible fuera de casa. Ésa es la mejor receta para desengancharlos de la televisión.

 

Foto | CJ Isherwood

0
0

0 Comentarios

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*