Qué hacer en plena temporada de mocos

mocos

 

Ya está aquí el invierno y los que tenemos niños ya sabemos lo que es pasarse las noches sin dormir: toses, ronquidos y por supuesto los interminables mocos. Con niños en edad escolar los mocos aparecen en casa en septiembre y no te libras de ellos hasta junio, cuando dan las vacaciones. Pero claro, la cosa en invierno aún es peor.

Los catarros son probablemente la enfermedad infecciosa más común en seres humanos. Un adulto puede cogerse varios catarros anuales y en el caso de los niños es aún peor. Los niños escolarizados además tienen más posibilidades de contagiarse de estos virus (el catarro es un virus, o mejor dicho, varios). El sistema inmune de los más pequeños está todavía inmaduro y por eso virus que aparece, virus que se cogen. Los catarros son prácticamente inevitables pero siempre hay alguna cosa que se puede hacer para prevenir su aparición.

1. Descansar lo suficiente. El organismo necesita dormir y estar relajado para que el sistema inmune funcione de forma óptima. Los niños deben dormir todas las horas que necesiten y estar descansados al levantarse por la mañana.

2. Tomar una alimentación sana. Las verduras y las frutas, sobre todo los cítricos, contienen muchas vitaminas que ayudan a nuestro organismo a funcionar bien. Los niños han de tomar fruta, en invierno las mandarinas son las golosinas de la naturaleza.

3. Evitar los cambios de temperatura. Los cambios bruscos de temperatura afectan a nuestro sistema inmune y nos hacen más vulnerables a contagiarnos con algún virus.

4. Ventilar bien la casa. Todos los días un ratito aunque haga frío

5. Lavarse bien las manos. Importantísimo para disminuir el riesgo de contagio.

6. Evitar las aglomeraciones todo lo posible.

7. Hacer deporte.

8. Reírse mucho y procurar llevar una vida relajada. Lo mejor para la salud.

Recuerda que el catarro es un virus y por tanto no se cura con antibióticos.

Además recuerda que la homeopatía te ayuda a superar el invierno y que es eficaz para el abordaje de catarros, gripes, otitis, amigdalitis y todas esas enfermedades tan comunes en esta época. Consulta con tu médico las posibilidades que esta terapia de ofrece. 

 

Foto | M&R Glasgow

0
0

0 Comentarios

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*