En casa, mejor descalzos

pies

 

¿Te has fijado en los pies de tu hijo?

El pie del ser humano es un invento único de la naturaleza. Similar a los pies de los primates más cercanos en la familia evolutiva, pero al mismo tiempo diferente, no hay nada sobre la faz de la Tierra que iguale a nuestra extremidad inferior. Sensible y a la vez fuerte los pies no sólo sirven para que seamos el único mamífero bípedo, sino que además nos ofrecen información sobre el exterior y también sobre nosotros mismos. El momento en el que los bebés, que aún no andan, descubren que tener pies es incluso más gracioso que cuando descubren sus propias manos.

Llega el frío y con él el estrés por abrigar mucho, muchísimo a nuestros bebés. Lo que incluye, por supuesto, los pies. Y es entonces cuando surgen todas las dudas. ¿Qué zapatos lleva un niño que ni siquiera anda?

Pues la respuesta es…: ¡ninguno!

El pie del ser humano fue diseñado para andar descalzo. Tal vez protegidos por algún tipo de calcetín rudimentario que les calmara el frío y el roce con el suelo, los primeros humanos pasearon desde África a Europa y llegaron a América sin zapatos. Tan felices. El contacto del pie con el suelo facilita la propiocepción (el reconocimiento de la propia postura) y además llevar el pie descalzo es esencial para aprender a andar sin interferencias, el calzado, cuanto menos mejor, sobre todo en las primera etapas. El pie debe estar suelto y libre, de forma que pueda hacer los movimientos naturales y, si es posible durante la etapa de aprendizaje, incluso sin calcetines: la piel del pie tiene multitud de receptores que informan al cerebro de un montón de parámetros esenciales para aprender a caminar bien y no sólo eso, sino que caminar a dos patas también hace que se generen en el cerebro conexiones neuronales específicas.

Por eso este invierno os animamos a descalzaros. Grandes y pequeños. Por lo menos en casa, con unos buenos calcetines que nos protejan del frío si somos muy frioleros, caminar descalzos todo lo posible es incluso bueno para el desarrollo del cerebro. Y es que el ser humano es lo que es porque se puso de pie hace miles de años, pero recuerda, en el principio íbamos descalzos.

 

 

Foto | EvelynGiggles

0
0

0 Comentarios

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*