¿Qué puede traer el Ratoncito Pérez cuando no tiene suelto?

Ratoncito_estatuta

 

¿Estás ya en esa época en la que se empiezan a caer los dientes? ¡Bienvenida! Tu hijo se hace mayor y tú tienes un motivo más para estar preocupada: ¿qué pasa si se le cae el diente y no tengo suelto?

Nos habrá pasado un montón de veces: la niña que dice que se le mueve un diente y, como es poco, pues ni lo piensas. Y mira que ellos te van informando de forma pormenorizada (cada diez minutos, todos los días) de que se les mueve un diente. Y cada vez más. “Mami, se me mueve mucho, ¿cuándo se me va a caer?”. Ójala lo supieras. Pero, bah, si se le mueve poco, todavía hay tiempo. Y llega el día. Y el Ratoncito Pérez necesita cambio de 50 euros.

El mito del ratoncito Pérez es uno de los momentos más divertidos de la infancia, a menos que seas una mami un poco ansiosa, pero puede crear algunos problemillas como el de arriba. Buscar cambio de 50 euros a las doce de la noche no siempre va a ser tarea fácil y por eso hay que estar preparada. Porque pasar, pasa. Y puede que varias veces.

¿Qué trae el Ratoncito Pérez? Pues la buena suerte es que puede traer de todo y la mala es que hay que tenerlo previsto. Desde una moneda a unos caramelos, pasando por unas gomas de pelo o unas ceras para pintar, la cuestión es que deje algo. No importa que sean 10 céntimos, aunque un par de euros es una cantidad un poco más actualizada, lo que los niños esperan es que deje alguna cosa. Tenerlo pensado de antes suele venir bien, pero si no, cualquier cosa que se te ocurra servirá, incluso una carta o un dibujo. La cosa es tomárselo con humor y no agobiarse. Y disfrutar del momento. De meter el diente debajo de la almohada y de ver su carita de ilusión a la mañana siguiente.

Y eso sí, tienes que recordar que el Ratoncito Pérez además de dejar un regalo se tiene que llevar el diente. Así que, cuando vayas a cambiar los 50 euros a la gasolinera de la esquina, compra una linterna, porque tú puede que no lo encuentres, pero ellos sí, se dan cuenta. Y a un niño de seis años es más difícille explicar porqué Pérez no se ha llevado el diente que hablar de sexo.

Feliz entrada en esta nueva etapa. Será aún mejor que la anterior.

Foto | wikipedia commons

0
0

0 Comentarios

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*