El poder de las madres


Si eres de los que creen que las personas normales no tienen la capacidad de cambiar nada es porque no has visto la que se ha liado con Dodot.

El jueves a mediodía una mamá compartía en twitter un enlace hacia un artículo en la web de Dodot. El artículo, firmado por una pediatra norteamericana, el en que se explicaba cómo pegar cachetes a tus hijos como método de disciplina. En resumidas cuentas el artículo aseguraba que pegar a los niños es un método aceptable siempre que se haga dentro de unos límites. La pediatra ponía algunos bastante claros – no pegar a menores de dos años, no pegar en la cabeza o en la cara, no pegar con objetos contundentes… – sin embargo otros no estaban tan definidos – se puede pegar, pero no mucho, ni muy fuerte ni muy frecuentemente. La defensa del cachete se hacía basándose en la falta de evidencia, esto es, según esta “experta” no existe ningún estudio científico que asegure que pegar a los hijos es malo.

Bien, dejando aparte que esto es directamente falso, como ya os contamos aquí hace unos meses, porque sí que existen estudios científicos que hablan de los perjuicios del “cachete a tiempo” a largo plazo, la realidad es que además en España, pegar a los hijos es ilegal y puede considerarse maltrato.

Cuando hace unos años el cachete fue eliminado del código penal en el que constaba como “método de educación aceptable” desde el siglo XIX, los padres que pegan a sus hijos dejan de estar amparados por la ley, ni más ni menos. Ahora es un juez quién decide si un cachete puntual puede ser considerado como motivo de condena o no. Ni tú ni yo, ni nuestra educación particular, un juez. Y punto.

Hablar por tanto en España de cómo hay que pegar a los hijos para que obedezcan puede ser considerado como apología del maltrato infantil. Y las consecuencias pueden ser bastante feas, sobre todo si eres una empresa grande.

Ignoro cuándo se publicó el artículo en cuestión, una traducción casi literal del que la misma marca tiene colgada en su web en inglés, pero lo que sí que sé es que, una vez soltado en twitter a la gente le faltó tiempo para reaccionar. Grupos de denuncia en Facebook, comentarios en su muro, montones de personas modificando su avatar en las redes sociales, decenas de post en blogs particulares y corporativos…esa misma tarde Dodot lanzó un mensaje explicativo, pero…no fue suficiente.

El artículo ha sido finalmente retirado, así como toda la sección referida al sueño, y Dodot ha publicado un comentario de disculpas. Aunque algunas personas ya habían denunciado el asunto al defensor del menor.

Podéis leer el artículo en capturas de pantalla en el blog de Amormaternal.

Ya veremos en qué acaba la cosa. Pero algo sí que ha quedado demostrado: tu voz cuenta, utilízala.

0
0

0 Comentarios

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*