Día Internacional de la Familia

Equilibrando

El 15 de mayo es la fecha escogida por Naciones Unidas para celebrar el Día Internacional de la Familia, este año y dada la difícil situación económica que se vive en todo el mundo, el secretario general de esta organización hace hincapié en la necesidad, imprescindible, de lograr un equilibrio entre familia y trabajo, no ya por los adultos, sino por los niños.

Los niños, siempre los más vulnerables, llegan a este mundo con una necesidad ineludible de estar rodeados de figuras de apego fuerte. El ser humano es un animal social y de la vinculación de los cachorros de nuestra especie con los adultos que los protegen y cuidan depende en esencia todo, desde la salud física y mental hasta la capacidad de establecer relaciones con otras personas, laborales, de amistad y por supuesto de amor, con otros adultos y con sus propios hijos.

Asegurar las necesidades afectivas de los hijos no sólo es un derecho para ellos y para sus padres, es sobre todo un deber. El futuro de la especie humana, que ahora mismo se ve bastante negro, depende en gran medida del tipo de relaciones que seamos capaces de formar. Los niños son sin duda el futuro y es imprescindible protegerlos. Sólo así podremos protegernos nosotros.

De todas las acciones que se han preparado para el día de hoy, voy a quedarme con las de Conciliación Real Ya, no sólo porque he establecido cierta relación con algunos de sus miembros – las redes sociales es lo que tienen, que te hacen secretar oxitocina, la hormona de los vínculos – sino porque están muy enfocadas a este medio 2.0 en el que nos estamos moviendo. Seguro que así te cuesta menos trabajo.

La participación puede hacerse de varias formas, carnaval de blogs, uso del hashtag #equilibrando en Twitter y recogida de audios con las propuestas, deseos, quejas…lo que se os ocurra. Una buena forma de aglutinar a todos aquellos para los que la conciliación, o el equilibrio entre familia y trabajo sea una de sus preocupaciones, que seguro que somos un montón. Porque unirnos nos hace fuertes. Y así es más fácil que se nos escuche, o al menos será más difícil que no se nos oiga.

Yo por mi parte, como siempre, propongo copiar a las vikingas y pido desde aquí bajas maternales decentes, partos respetuosos y apoyo real a la lactancia materna. Porque a mí me gusta ir al meollo de la cuestión. Y el meollo está en el inicio.

Participa.



0
1

1 Comentario

  1. Madres cabreabas 16 mayo 2012

    Sí, las redes sociales vinculan bastante… Jajaja… 😉
    Muchas gracias por tu apoyo una vez más.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*