Día del Libro

En el Día del Libro hoy voy a recordaros (porque seguro, seguro que ya lo habéis leído) un libro que parece un libro para niños pero que en realidad es un libro para mayores. Para mayores que quieren recordar lo que es ser pequeño. Un libro que nos cuenta que los niños son sabios, que son los que saben y que deberíamos escucharlos siempre. Un libro para recordar la importancia del amor, del de verdad, ése que deja que la gente crezca, aunque eso implique que después tengan que seguir su camino, que irse. Un cuento sobre la inocencia infantil y sobre cómo son los niños los que de verdad nos enseñan a recuperarla. Un cuento que nos recuerda que hay mil millones de estrellas brillando en el cielo como cascabeles y que cada uno tenemos la nuestra.

Quien no lo haya leído ya está tardando. Una fabula de niños, con personajes pequeños y a la vez inmensos. Un cuento cortito, que nos habla de la responsabilidad, de la compañía, de la imaginación y de las cosas importantes.

Porque lo esencia es invisible a los ojos y sólo se ve bien con el corazón…

Todas las personas mayores fueron al principio niños (aunque muy pocos lo recuerdan).

el principito

0
0

0 Comentarios

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*