Cómo tratar aftas recurrentes en niños

aftas-niños

La aparición de úlceras orales o aftas bucales durante la infancia es bastante común. En algunos casos este trastorno se convierte en recurrente, lo que genera preocupación entre los padres. En concreto, la estomatosis aftosa recidivante (EAR), es la forma más común de úlceras orales (aftas) en los niños (1). Ésta se caracteriza por la aparición de una o varias úlceras en la mucosa oral, que persisten durante días o semanas provocando dolor, y recurren después de periodos de remisión muy variables. (2, 3)

Las aftas o llagas suelen ser dolorosas y aunque no representan un peligro grave para la salud, en los niños más pequeños pueden constituir un impedimento para mantener el ritmo de comidas habitual, pues es probable que manifiesten problemas en la masticación y deglución de determinados alimentos. Además, hay que tener en cuenta que una vez que se forma una úlcera va a estar sujeta a un proceso continuo de irritación debido a la acción de la saliva y de la microflora oral. (4)

El origen de la EAR es desconocido, pero se cree que es multifactorial. Las aftas pueden surgir a consecuencia de infecciones víricas, bacterianas o fúngicas, enfermedades sistémicas (déficit vitamínico o de minerales, enfermedad celíaca, entre otros), irritantes físicos o químicos, alérgenos alimentarios, factores genéticos o el estrés y situaciones de ansiedad. (1 y 4)

Generalmente, el tratamiento de la estomatosis aftosa recidivante, tanto en niños como adultos, se centra principalmente en curar las aftas y limitar su duración, pero también en calmar el dolor, procurar la correcta nutrición del paciente y prevenir las recurrencias o reducir su frecuencia. (4)

 

Consejos para calmar las aftas y prevenir su recurrencia

Los padres pueden adoptar una serie de medidas para aliviar el dolor de las llagas bucales y también prevenir su posterior aparición y cronificación:

  • Cepillar la zona frecuentemente y sin ejercer mucha presión.
  • Enjuagar la boca con agua salada para evitar posibles infecciones.
  • El dolor se puede limitar si eliminamos temporalmente de la dieta alimentos muy ácidos o salados.

Es posible recurrir a la homeopatía para tratar las aftas y las irritaciones bucales con propiedades cicatrizantes, antiinflamatorias y antiinfecciosas. Hay medicamentos homeopáticos indicados para el dolor de garganta, aftas e irritaciones locales, que poseen una acción antiinfecciosa (5), cicatrizante (5 y 6) y antiinflamatoria (5 y 6). Consulta con tu profesional de la salud para asesorarte sobre esta opción terapéutica.

 

Bibliografía:

  1. Franco Falgás J., Patología Bucal, Pediatra Integral 2011; XIX (1): 13-20;.
  2. Esparza Gómez GC, López-Argüello Illana C, García Núñez JA, Moreno López LA. Estomatitis aftosa recidivante. Revisión y puesta al día. Med Oral. 1998;  3:18-35.
  3. Esparza Gómez GC, Cerero Lapiedra R, Moreno López LA. Estomatitis aftosa recurrente. Gaceta Dental. 2000; 104:44-52.
  4. Bascones-Martínez A. Figuero-Ruiz E.,Esparza-Gómez G.C., Úlceras Orales (Revisión) Med Clin (Barc.). 2015;125 (15):509-7;
  5. 1.- Dr. Demarque, Dr. J. Jouanny, Dr. B. Potevin, Dr. Y. Saint-Jean. Farmacología y materia médica homeopática. 1º edición española CEDH 2006.
  6. 2.- Samuelsen, A.B. The traditional uses, chemical constituens and biological activities of Plantago Major. L.A. review. Journal of Ethnopharmacology. 200; 71(1):1-21.
0
0

0 Comentarios

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*