Comen mejor si los dejas elegir

fruta2

 

Una de las principales preocupaciones de los padres modernos es que sus hijos se alimenten correctamente y no sólo mientras son pequeños y están a nuestro cargo, sino también en la edad adulta, cuando ya no vivan con nosotros. Nuestra preocupación a veces acaba rozando la obsesión y no son pocas las madres que gastan enormes cantidades de tiempo y de esfuerzo en preparar todo tipo de comidas con las más variopintas presentaciones: la web está plagada de ideas a cual más complicada para que los niños coman “de todo”.

Porque tienen que comer de todo y adquirir buenos hábitos de alimentación desde la infancia, dicen los “expertos”. Y no se dan cuenta de que todos los seres vivos tienen buenos hábitos alimentarios si los dejas. Y los niños también.

Los bebés lactantes saben exactamente cuándo tienen hambre y cuándo dejan de tenerla. Es por eso que los médicos recomiendan que la lactancia se dé a demanda del bebé, tanto si es al pecho como si es de biberón, es el bebé el que decide cuándo y cuánto comer. Con este simple truco garantizamos que los mecanismos fisiológicos que nos avisan del hambre y de la saciedad se mantengan a punto y no se distorsionen por motivos culturales. Si el bebé tiene hambre a las dos y no le das de comer hasta las dos y media porque estás siguiendo una tabla de tiempos puedes alterar complejos sistemas de adaptación al estrés con los que venimos de serie, así, hay que darle de comer cuando llora por hambre, o mejor un poco antes de que llore desconsoladamente.

En algunos experimentos se ha visto que los niños pequeños son capaces de autorregular la ingesta de alimentos y mantener una alimentación bastante equilibrada si se les deja elegir y se les ofrece bastante variedad de alimentos saludables. Claro, si ofrecemos chocolate, cualquier niño va a preferir chocolate, pero si el azúcar se lo ofrecemos en forma de mandarina o de fresas comerá las suficientes para tener su aporte de glucosa sano y no más ni menos, aunque a lo mejor tu prefieres las mandarinas y él las naranjas.

Obligar a los niños a comer puede ser contraproducente, también a largo plazo. La relación con la comida ha de estar libre de estrés cultural y según los científicos si les dejamos elegir al final comen mejor. Y hasta es probable que mejor que nosotros.

Recuerda también que la homeopatía puede ayudarte en los trastornos de alimentación de tu hijo.

Foto |  Ian D. Keating

 

0
1

1 Comentario

  1. regalos recien nacido 18 febrero 2016

    Pero si lo dejara elegir comería pasta todos los días :(

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>