Ayuda a tu hijo con la fobia escolar

Ayuda a tu hijo con la fobia escolar

Acaba de comenzar el colegio y aunque la vuelta a la rutina tras las vacaciones es complicada para todos, en ocasiones algunos niños tienen una dificultad grave para asistir a la escuela y presentan un temor excesivo. La fobia escolar es un síndrome que puede acompañarse de náuseas, vómitos, diarrea, dolor abdominal, cefalea… El niño hace todo lo posible por evitar acudir al colegio.

¿Qué niños son más propensos a la fobia escolar?

La fobia escolar afecta por igual a niños y a niñas, y aunque es más frecuente en la adolescencia temprana no hay diferencia entre niños de diferente nivel intelectual, clase social ni rendimiento escolar.

¿Cómo se detecta si un niño padece fobia escolar?

Su aparición suele ser tras una ausencia prolongada al colegio, por vacaciones o por una enfermedad, o también tras un cambio de colegio o acontecimientos vitales estresantes.

Los niños padecen ansiedad intensa, llanto, quejas de cefalea y dolor abdominal, tristeza… Estos síntomas suelen darse por la mañana antes de acudir al colegio.

¿Cómo ayudo a superar la fobia escolar a mi hijo?

  • – Es importante acudir a un psicólogo infantil para realizar en primer lugar un diagnóstico diferencial con otros trastornos.
  • – Es fundamental que el niño acuda a clase lo antes posible, muchos síntomas de ansiedad desaparecen cuando la asistencia a clase es regular.
  • – Los padres deben acompañar al niño al colegio, no delegar esa tarea a otros cuidadores. Una separación firme, rápida y con cariño es mejor tanto para los padres como para el niño.
  • – Aprende técnicas para afrontar la ansiedad, por ejemplo respiraciones pausadas, técnicas de relajación, imaginación guiada… Te será muy útil emplearlas con tu hijo.
  • – Habla con el niño sobre sus problemas, alentarlo a decir exactamente lo que le molesta, preguntarle qué es lo peor que podría pasarle en la escuela.
  • – Evita el sobreproteccionismo
  • – No refuerces conductas indeseables, no manifiestes ansiedad y quita importancia a sus vómitos, mareos, dolores abdominales…
  • – Acude a la escuela y manifiesta interés por las actividades que el niño lleve a cabo en ella. Habla siempre positivamente de todo lo relacionado con el colegio.
  • – Si el niño ha tenido fobia al colegio años anteriores establece un plan de acercamiento gradual al centro, acude a visitar el edificio y el patio de la escuela, pasea por los alrededores, fomenta las quedadas con padres cuyos hijos acuden al mismo centro.
  • – La homeopatía es eficaz para el abordaje del estrés o la ansiedad y los trastornos del sueño asociados.

0 Comentarios

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*