Alergias infantiles y homeopatía

flores
Si observas que tu hijo tiene goteo nasal, enrojecimiento e irritación ocular, estornudos, prurito en la piel y picor en nariz, paladar o garganta, es muy posible que tenga alergia. Una alergia es una hipersensibilidad a una sustancia particular que, si se inhala, ingiere o se toca produce unos síntomas característicos. La sustancia a la que se es alérgico se denomina “alérgeno”, y los síntomas provocados son definidos como “reacciones alérgicas”. Muchas sustancias pueden ser alergénicas y sus manifestaciones son múltiples y variadas: desde conjuntivitis, rinitis y crisis asmáticas hasta urticaria.

No hay duda de que la alergia se ha convertido en nuestra época en un fenómeno patológico muy importante, e incluso la Organización Mundial de la Salud la clasifica en sexta posición entre las enfermedades más frecuentes.

La alergia afecta a diferentes “órganos críticos” (piel, ojos, nariz, bronquios y pulmones…) y es tratada por los especialistas de las mismas disciplinas (desde dermatólogos, oftalmólogos, ORL, neumólogos, incluso pediatras). Entre las “armas” que tenemos para combatir la alergia se encuentran, aparte de los tratamientos convencionales, los medicamentos homeopáticos.

La homeopatía es un tratamiento importante para la alergia, es una de las grandes indicaciones ya que en alergias normales, sencillas o moderadas, puede solucionar el problema desde el principio. La medicina convencional puede reservarse en crisis muy agudas, complementándose con la homeopatía. Hay medicamentos homeopáticos, como los colirios homeopáticos o los inhaladores homeopáticos, que proporcionan unos resultados semejantes a los de los antihistaminicos y otros sintomáticos que compiten con los corticoides y con los broncodilatadores sin el efecto secundario de los mismos.

Uno de estos medicamentos, presentado en forma de vacuna homeopática, y fundamental en el tratamiento de las alergias, es un extracto hiposensibilizante homeopático elaborado a partir de los 20 alergenos más importantes y comunes en España, incluye árboles como gramíneas y es un medicamento muy útil en estas épocas. Se recomienda su toma a partir de febrero hasta octubre. No en vano el 20% de los españoles que padece alergia estacional comenzarán pronto a manifestar sus síntomas.

El doctor Guillermo Basauri, médico general especialista en homeopatía, recomienda el uso de medicamentos homeopáticos para combatir las alergias estacionales ya que estos no tienen efectos secundarios y es un medicamento muy seguro: pueden usarlo ancianos polimedicalizados, bebés y embarazadas. Además no produce la somnolencia propia de los tratamientos tradicionales que contienen antiestamínicos. Por tanto con la homeopatía conseguimos el efecto terapéutico que buscamos sin recibir los efectos secundarios. Puedes escuchar la entrevista completa en el siguiente podcast.

Más información en Vivirmejor.es.
Foto | sergis blog

0
0

0 Comentarios

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*