A todos los maestros, gracias

maestros

El 27 de noviembre se celebra en España el Día del Maestro. Probablemente una de las profesiones más importantes en nuestra sociedad y a veces, muchas, poco valorada. Los maestros no sólo enseñan a leer y a escribir, no sólo explican cómo sumar o restar, o se preocupan si no te aprendes las tablas. La profesión de maestro, seguramente una de las más vocacionales es, con la familia, el pilar donde se asientan las bases de una sociedad civilizada. Los maestros ponen las semillas del conocimiento, son capaces de despertar y mantener esas ganas de saber que pueden sentir los niños, ayudan en eso tan importante que es la “socialización” y sin ellos el mundo sería mucho más feo. Los maestros enseñan sobre todo a crecer.

Y por eso hoy, desde Ser Mamás, queremos escribir una carta, a todos los maestros. Porque aunque ahora son nuestros hijos los que están en los colegios, un día nosotros también fuimos niños. Algunos de nosotros hemos tenido mucha suerte, no sólo con nuestros maestros sino también con los de nuestros peques. Desde aquí queremos daros las gracias. Por vuestro trabajo, por vuestra dedicación, por vuestro amor a los niños. Porque los primeros maestros nunca se olvidan.

Es bueno cuando le preguntas a tu hijo: “¿Quién es más guapa, la seño o mamá?”, y él te contesta “¡las dos!”.

A todos los maestros. Gracias

Gracias. Por recibirnos siempre con los brazos abiertos.
Porque nos dais muchos mimos y por quitarnos el miedo, sobre todo esos días cuando empezamos el cole y todo es enorme y nuevo.
Gracias por limpiar los mocos, por enseñar a ir al baño y a ponernos el abrigo. Gracias por repartir besos, por consolarnos las penas, por darnos las medicinas, por peinarnos las coletas y sonreír todo el tiempo.
Gracias por contarnos cuentos. Porque te brillan los ojos si sale el experimento.
Gracias por tener paciencia. Por darnos abrazos gratis. Por repetir diez mil veces la horrible tabla del siete.
Gracias por leer poesías, por dibujarnos los ríos. Por explicarnos la Historia y enseñarnos biología. Por regalarnos tu tiempo, por estar siempre aprendiendo y mejorando y darnos parte de tu vida.
Gracias por enseñarnos a hablar, por mediar en las peleas, por defendernos a todos, por llevarnos de excursión, por enseñarnos el mundo.
Gracias por estar ahí. Porque un día decidiste ser maestro.

En el Día del Maestro, desde Laboratorios BOIRON queremos además daros las gracias por vuestra voz. Porque sin voz no habría maestros, en conmemoración de vuestro día, BOIRON os deja estos consejos para cuidar vuestra voz. Cuidar de vuestra voz es importante, también para nosotros. Esperamos que todos los maestros los disfruten.

Feliz Día del Maestro.

Foto | Wagg Society

0
0

0 Comentarios

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*