A mi hijo le duele la garganta ¿Qué puedo hacer?

Ya están aquí los meses fríos y los más pequeños suelen experimentar dolores de garganta por diversas causas. El dolor de garganta se produce generalmente por infecciones de la garganta causadas por virus o bacterias. Si la infección afecta a toda la zona se llama faringo amigdalitis – que es lo más habitual –, pero si únicamente están afectadas las amígdalas se llama amigdalitis[1]. Los términos dolor de garganta, faringitis y amigdalitis se usan con frecuencia indistintamente,pero no son lo mismo[2]:

  • Amigdalitis es una infección de las amígdalas. En este caso, siempre debemos acudir a nuestro médico de referencia.
  • Faringitis es una infección causada por un tipo específico de bacteria, estreptococo.Cuando su hijo tiene faringitis, las amígdalas suelen inflamarse mucho, y la inflamación puede afectar los alrededores de la garganta.
  • Otras causas de dolor de garganta son los virus, y estos solo pueden causar inflamación de la garganta alrededor de las amígdalas, pero no de las amígdalas en sí.

La Sociedad Española de Otorrinolaringología y Cirugía de Cabeza y Cuello, para minimizar las opciones de contagio de virus o bacterias, te recomienda seguir estas pautas[3]:

-Acostumbra a tu hijo a lavarse las manos: una de las medidas más importantes para evitar los virus y bacterias. Los niños juegan entre ellos, con objetos en clase o en el recreo, por lo que sus manos tocan infinidad de cosas plagadas de microorganismos. Que se laven las manos con agua y jabón, especialmente antes de comer, es fundamental.

-Explícale por qué no debe compartir determinados objetos: los cubiertos, los vasos o las botellas mejor que sean individuales.

–Protege su cuello: aunque todavía no estamos en invierno, el tiempo es más frío y las temperaturas varían mucho a lo largo del día. Proteger a tu niño durante las primeras horas con un pañuelo y evitar las corrientes de aire frío es importante para prevenirla irritación de garganta.

– Acostumbra a tu hijo a beber, aunque no tenga sensación de sed: deben beber agua frecuentemente para que no se resequen ni irriten las cuerdas vocales.

– Protégele del frío:en esta época en la que todavía el frío no ha aparecido del todo, los aires acondicionados siguen todavía presentes. Es necesario protegerles de estas corrientes de aire y así controlar las infecciones de las vías respiratorias,pues influyen en los oídos.

–Higiene: después de ducharse es necesario que le enseñes a secarse bien los oídos. Hay que recordar que la cera en los oídos es algo normal, se trata de un mecanismo de defensa ante organismos externos. Se suele eliminar sola, y tan solo hay que extraerla cuando produce molestias como disminuir la audición.

Para el dolor de garganta, recuerda que los medicamentos homeopáticos se emplean para aliviar este tipo de molestias. Estos medicamentos pueden ser utilizados solos o en combinación con otros tratamientos, según el criterio del profesional sanitario, y son incluidos en el consejo de los profesionales sanitarios para el tratamiento de sintomatologías en pacientes de todas las edades. Consulta el prospecto y pide consejo a tu médico o farmacéutico.


[1] Asociación Española de Pediatría. Dolor de garganta. Disponible en: https://enfamilia.aeped.es/temas-salud/dolor-garganta

[2] Healthy Children de la American Academy of Pediatrics. La diferencia entre un dolor de garganta, faringitis y amigdalitis. Disponible en: https://www.healthychildren.org/Spanish/health-issues/conditions/ear-nose-throat/Paginas/The-Difference-Between-a-Sore-Throat-Strep-and-Tonsillitis.aspx

[3] Sociedad Española de Otorrinolaringología y Cirugía de Cabeza y Cuello. Cómo prevenir el dolor de garganta y oídos en la vuelta al cole. Disponible en: https://seorl.net/prevenir-dolor-garganta-oidos-vuelta-cole/

0
0

0 Comentarios

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*