4 recetas de Navidad para hacer con niños

roscon

Los días de fiesta son geniales para hacer cosas con los niños y la cocina es uno de esos sitios en los que los niños más disfrutan. Siempre con algo de cuidado y bajo supervisión de un adulto, cocinar es una buena manera de experimentar, aprender cosas nuevas y por supuesto, de disfrutar después comiendo.

Los niños pueden cacharrear en la cocina desde que son muy pequeños, aunque por supuesto la dificultad de lo que se les pida tiene que estar a la altura de su edad. Con cuidado y un poco de cabeza ¡disfrutan un montón! Y sobre todo, hay recetas sencillas que no necesitan prácticamente nada peligroso, así que, anímate.

Puedes empezar por el postre. Y por supuesto, puedes quedarte ahí.

1. Los “Papá Noel” hechos con fresa son un clásico en Pinterest y en todo internet. Si tu niño es muy pequeño sólo tienes que asegurarte de cortar las fresas tú. Necesitas nata montada, virutas de chocolate y, claro, fresas. Es tan fácil que podría hacerlo hasta yo. Sólo tienes que cortar la parte puntiaguda de las fresas  para simular un gorrito e imitar la barba con nata montada. No puede salirte mal, con un poco de práctica con la manga pastelera. Te tiene que quedar más o menos así 

2. Galletas con forma de árbol. Cualquier receta de galletas es válida para preparar unas con formas navideñas. La única dificultad consiste en encontrar los moldes y la decoración Por suerte en estos días todos los comercios los tienen disponibles. Te animamos a dejarnos tu foto, o mejor, un álbum con los resultados. Una receta sencilla podría ser ésta.

3. Lazos de hojaldre rellenos de chocolate. Con una masa de hojaldre de las que se compran en cualquier supermercado y un poco de crema de cacao de la marca que más os guste podéis imitar los lazos del árbol y después coméroslos. Manipular el hojaldre es una de las aficiones favoritas de los niños en cuanto que la descubren. Y no importa que no queden perfectos. Tenéis un tutorial en vídeo en este enlace. Y podéis hacer vuestro propio vídeo.

4. Roscón de Reyes. El roscón es un clásico en estas fechas, más fácil que el mazapán y con la ventaja de que si lo haces tú puedes meter todas las sorpresas que quieras. Aquí os dejamos una receta que aseguran es infalible. Vigilando el horno, habrá que probar ¿no?

Cocinar con niños te da la oportunidad de pasar un rato con ellos haciendo algo divertido y a la vez útil. Macharse, amasar, usar el agua y comprobar cómo las cosas cambian de forma o de color sirve además para aprender un montón de cosas. Y la comida que has hecho tú mismo siempre sabe mejor. Puedes animar a tus hijos a participar en la elaboración de todo el menú de Navidad. Y aunque no quede muy artístico, los canapés que preparan nuestros peques siempre, siempre están deliciosos.

Foto | Luisonen

 

 

 

0