11 cosas que debes saber sobre los Festivales de Navidad del colegio

A christmas thingy

Pues sí, ya estamos acabando el año y también el primer trimestre y como siempre por estas fechas y para deleite de padres, abuelos y vecinos varios llegan los Festivales de Navidad del cole de nuestros enanos. Aquí una ya tiene sus tablas en este tipo de saraos, así que hoy, para la que todavía no haya disfrutado de estos entrañables momentos os dejo una lista con las cosas que debes saber sobre los Festivales de Navidad.

1. El disfraz del niño será cada año más difícil de hacer. Sí, no importa que la seño diga que no os quiere complicar la vida, ella dibuja cosas muy monas que os pasa por circular informativa y luego ya vosotras os las arregláis como podáis. ¿El año pasado de tocó fabricar un disfraz de reno con pelo real? Pues prepárate, porque este año irán todos de abeto sueco. Sí. Importado. Sí, de Suecia. Y con nieve de verdad.

2. No importa lo mucho que te lo curres, siempre hay otra que lo hace mejor que tú. Y sí, casi siempre es la misma. Grr.

3. La organización es clave, sobre todo a la hora de gestionar los 2000 cascabeles iridiscentes que has de coser con hilo dorado al cinturón de elfo y los espumillones plateados con hojas de acebo verde pistacho que tienes que sujetar al pelo con horquillas de moño rubias tamaño mini, sin contar con los cambios de hora de última hora de la función, o el hecho de que desconocías que el cole tenía una puerta en la calle en que dicen que tiene una puerta – y de hecho desconoces dónde queda esa calle, cerca del cole desde luego no. Ya puedes bajarte todas las aplicaciones disponibles para smartphone que se te ocurran, que ese día, te faltará algo. Un duende verdadero del Polo Norte o pintarle la raya del ojo. No importa. Algo. O te equivocarás de puerta

4. Desengáñate. Los Festivales de Navidad no son para divertirse. Y mucho menos para celebrar la Navidad. Los Festivales de Navidad son para competir. A saco. Madres contra madres, maestras contra maestras, colegios contra colegios. Los juegos del hambre al lado de esto son peleas de gatitos. Tenlo claro si quieres sobrevivir.

5. Da igual a la hora que llegues. Siempre, siempre habrá ya alguien en el primer puesto de la cola.

6. Ah ¿que has llegado el primero? Espera y verás donde acabas cuando empiece a llegar la gente de verdad.

7. Ya es la hora. Llevas tres semanas en la cola y estás a dos kilómetros de la puerta. Saca los codos y tus más bajos instintos. La apertura de las puertas de los almacenes Harrods el día que empiezan las rebajas no es nada comparado con lo que sucede cuando se abren las puertas de un cole que tiene un Festival de Navidad. Mel Gibson se inspiró en esto para aquella famosa escena de Braveheart. ¡Mira cómo corre la abuela!

8. A la hora de sentarte ten en cuenta que todos, absolutamente todos los niños se colocan a la izquierda en el escenario. Da igual a cuántos se lo preguntes, de hecho cuanto mayor sea el porcentaje de encuestados, peor. Todos van a la izquierda. Si algún día un par de niños no coinciden cuando les preguntas dónde van a estar colocados el espacio-tiempo se plegará y habrá un cataclismo y se formará un agujero negro. A la izquierda del escenario. A su izquierda o a tu izquierda, eso sí que no queda claro.

9. La flauta dulce siempre será la flauta dulce, aunque le pongas detrás la Novena de Beethoven. No hagas mucho caso de los pitidos. Sí, a ti también te sonaba así de mal.

10. Y por supuesto, sea lo que sea lo que hagan tus niños siempre serán los que lo hagan mejor. Y si la cosa es muy seria o incluso sosa hasta el sopor y no hay demasiado de dónde rascar siempre te queda que los de su clase son los que más alto cantan.

11. Lleva pañuelos. O mejor sábanas. Sí, yo también soy esa madre que en los Festivales de Navidad del colegio empieza a llorar de emoción cuando sale el primer niño y acaba tres o cuatro meses después. Soy ñoña, queredme.

Foto | jcoterhals

0
2

2 Comentarios

  1. Lola Birlanga Urbán 20 diciembre 2013

    Ahora mismo acabo de hablar de esto mismo en mi blog (www.sobrevolandoloscuarenta.blogspot.com) Me alucina la mala educación de algunos de los padres. Bsos.

  2. MiriamER 29 diciembre 2013

    Jajajajaj! Que pena no haberlo leido antes!! Pero me valdrá para el año que viene

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*