¡¡¡¡MOCOS!!!!

mocos

Pues sí, coincidiendo con el concurso que tenemos este mes en Ser Mamás, los mocos han llegado a mi humilde hogar. A litros. No es raro, son cosas de la temporada. Pero a pesar de todo son bastante fastidiosos. Sobre todo para Lara (aunque todos estamos un poco «afectados»). Lo de Lara es que es escandaloso ¿os acordáis de los trolls de David el Gnomo? Pues eso.

Andaba el otro día renegando en twitter, porque además Lara tiene tos, con el consiguiente estado de nervios que se me pone a mí cuando recuerdo que el primer año fuimos de bronquitis en bronquitis hasta acabar ingresadas por culpa de un adenovirus bastante incordioso. Bien, de momento parece que lo vamos controlando, pero aún así, lo dicho, andaba renegando por twitter y vuelvo a maravillarme de las ventajas de las redes sociales. Ya no es sólo la posibilidad de intercambiar ideas y soltar unas lagrimicas con un montón de mamás. Es que además tienes casi un pediatra a domicilio.

Así que aprovecho este post para agradecer a Amalia Arce su interés en mis batallas diarias, porque es una mamá, es pediatra y porque aunque no compartamos todos los puntos de vista tiene un blog con información interesante y que también es útil para que los padres entendamos el otro punto de vista en ciertos aspectos. Como muestra, os dejo el enlace de un post suyo comentando sobre el uso de humidificadores que me viene al pelo y me ha parecido bastante interesante y con información muy práctica. Sobre todo para las que tengáis niños con catarros recurrentes y más si hacen bronquitis o padecen asma. Muchas gracias, Amalia, ojalá anduvieras por Madrid.

Y aprovecho también para animaros a que participéis en el concurso, no sólo por el premio, que a nadie le amarga un dulce, sino porque compartir experiencias con otras mamás enriquece, mejora la confianza en una misma y oye, hasta se hacen amigas. Yo lo sé bien. Para criar a un niño se necesita una tribu entera y ya que en esta vida moderna las tribus reales están más que descartadas, vamos a aprovechar la oportunidad que nos brindan las redes sociales para construirnos una. Y encima mejor, porque si alguien no te cae bien, con no agregarle está solucionado ;).

Los mocos como vehículo para tejer una buena red de madres. (El que no se consuela es porque no sabe).

Foto | World of Oddy en Flickr

0
0

0 Comentarios

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*