Trastornos del embarazo: hemorroides

hemorroides

Hay temas que una prefiere sufrir en silencio y las hemorroides, se pongan como se pongan, es uno de ellos. Menos mal que tenemos el embarazo para podernos explayar a gusto. Porque en el embarazo, esa época en la que todo es “normal”, lo de tener hemorroides deja de ser un tabú. Que levante la mano quién no las haya tenido.

Aún así, sigue siendo incómodo, pero…Hay que coger el toro por los cuernos, así que empezaremos por el principio.

 

Las hemorroides son muy comunes en el embarazo

Se producen por la dilatación y congestión de las venas del canal anal y por su localización pueden ser internas, externas o mixtas. Durante el embarazo, el aumento del tamaño del útero así como su enorme crecimiento aumentan la compresión de estos vasos y por eso si no las tenías ahora las tienes y si ya las tenías…¡ay!.

El estreñimiento además no es tu amigo. Los cambios hormonales que se producen durante la gestación y que hacen que el tránsito intestinal sea más lento favorecen la aparición y empeoramiento de las hemorroides. Y si encima te han recetado suplementos de hierro, tienes muchas papeletas. Con el calor y la retención de líquidos la cosa se complica.

Afortunadamente ya no hay que aguantarse. ¡Estás embarazada! Tienes vía libre para hablar de estos problemillas que a la gente le resultan desagradables y que no suelen comentarse mientras tomas el té. Aprovecha. Y desde aquí unos consejos.

Por supuesto vigilar la higiene. Evitar las especias, intentar mejorar el tránsito intestinal, llevar una dieta ligera, con abundantes líquidos (principalmente agua) y ejercicio moderado son consejos que debería seguir cualquier embarazada, tenga hemorroides o no. Si además has sido “agraciada” con este trastorno puedes probar a tomar zumos de frutos rojos, melón o papaya.

Y probar la homeopatía. Los medicamentos homeopáticos pueden ayudarte a aliviar las molestias provocadas por las hemorroides. Como la frecuencia de aparición de efectos secundarios es baja están especialmente indicados en situaciones especiales, como el embarazo. La homeopatía y laboratorios BOIRON ofrecen soluciones en forma de supositorios o pomadas que descongestionan y lubrican, de modo que las molestias sean mucho más llevaderas o incluso desaparezcan.

Si te ha tocado, ya sabes. Prueba. Y cuéntanos, que aquí no nos callamos nada.

Foto | The Alieneses

0
0

0 Comentarios

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*