¿Qué relación hay entre la ingesta de ácido fólico durante el embarazo y la obesidad infantil?

acido folico

Una de las preocupaciones principales de las mujeres embarazadas es alimentarse bien. Del “tienes que comer por dos” hasta la fecha, hemos ampliado enormemente los conocimientos en cuanto a nutrición durante el embarazo. La alimentación durante la gestación es importante, ya que puede tener efectos a largo plazo en el bebé, si bien las mujeres embarazadas deberían seguir los consejos de los especialistas, tampoco conviene agobiarse demasiado. Comer bien debería ser un hábito de todos, no sólo de las madres gestantes o lactantes y cuidarse durante el embarazo no debería ser demasiado complicado si tenemos hábitos alimentarios correctos, pero como esto tal vez no sea así, disponer de información que nos ayude a mejorar nuestra alimentación también es una ventaja. Con ciertos ajustes la alimentación durante el embarazo no difiere tanto de una dieta correcta y sólo hay que prestar algo de atención a unas pocas cosas, entre ellas el ácido fólico.

El ácido fólico es una vitamina, en concreto la vitamina B9, lo que quiere decir que nuestro cuerpo no es capaz de sintetizarla por sí mismo y ha de ser incorporada de forma externa a través de la dieta. Es una vitamina hidrosoluble, lo que indica que se ingiere disuelta en el agua propia de los alimentos y se puede encontrar en las vísceras de los animales, pero también en las legumbres, verduras de hoja verde, frutos secos y grano. Se pierde con la cocción, así que lo mejor es procesar poco los alimentos que la contienen.

Los niveles correctos de ácido fólico durante el embarazo disminuyen el riesgo de algunas malformaciones, como la espina bífida y otros defectos del tubo neural y por eso, tomar suficiente ácido fólico es importante si estás embarazada.

Un nuevo estudio sugiere que los niveles correctos de folatos durante la gestación podrían prevenir el riesgo de obesidad infantil, especialmente en aquellos niños hijos de madres obesas, que tienen más riesgo previo de desarrollar este tipo de problemas durante la infancia o en la edad adulta. El estudio realizó un análisis de las condiciones de salud de 1500 madres y niños hasta nueve años de edad en Boston.

Si estás embarazada consulta con tu médico sobre la conveniencia de mejorar tu dieta o tomar suplementos de ácido fólico durante la gestación. Ten en cuenta que al ser una vitamina hidrosoluble tomar de más tampoco sirve para nada, pero intenta no tomar de menos. Y disfruta de tu embarazo.

Foto | snow.ipernity

0
0

0 Comentarios

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*