Náuseas y vómitos en el embarazo

NÁUSEAS Y VÓMITOS EN EL EMBARAZO

Casi todas las embarazadas sufren en algún momento del embarazo episodios de náuseas y vómitos. Estos son más frecuentes en el primer trimestre pero, afortunadamente, suelen remitir pasados estos primeros tres meses. Aún así, algunas mujeres pueden presentarlos durante todo el embarazo.

Se desconoce la causa exacta de estas molestias, pero se cree que se deben a  las variaciones hormonales típicas de la gestación y que están influidas por factores psicológicos, cambios emocionales…

Ante todo debes tener claro que las náuseas no afectan a tu bebé, salvo que presentes vómitos intensos que no cedan y que te hagan perder peso, en cuyo caso debes acudir a tu ginecólogo.

A pesar de que no se trata de algo grave, los vómitos constituyen una de las molestias que más limita la vida de la embarazada de modo que es importante prevenirlos mediante hábitos saludables e igualmente poder tratarlos a tiempo.

¿Puedo hacer algo para evitar las náuseas y vómitos?

Se recomienda comer algo sólido nada más despertarse y tomar frecuentemente pequeñas cantidades de alimentos ligeros a lo largo del día. Hay que evitar los olores desagradables y los alimentos grasos o muy especiados. Las bebidas isotónicas pueden ayudar a aliviar estas molestias y a su vez ayudan a mantenerte hidratada si hay vómitos.

¿Existe algún tratamiento para estas molestias?

Existen una serie de medicamentos homeopáticos que pueden aliviar estas molestias tan indeseadas. Así, algunos fármacos cuyo principio activo se fabrica a partir de la Sepia Officinalis (sepia común) ayudan a mejorar las náuseas que aparecen por la mañana, que suelen ser las más habituales, o en casos en los que se manifiesta una clara aversión a algunos alimentos concretos durante el embarazo.

Otros medicamentos homeopáticos cuyo principio activo se fabrica a partir de la Ignatia Amara (Haba de san Ignacio), logran disminuir la frecuencia de náuseas y vómitos en las mujeres que suelen referir mejoría de los síntomas cuando ingieren algún alimento, o en las mujeres nerviosas que empeoran ante cualquier pequeña emoción.

En cualquier caso, ante la diversidad de medicamentos homeopáticos que existen para este tipo de molestias lo más recomendable es acudir a tu médico homeópata o farmacéutico y comentarle cuáles son tus síntomas más característicos y poder elegir el tratamiento más adecuado.

0 Comentarios

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*