Náuseas y vómitos en el embarazo. Hiperemésis gravídica.

nauseas

Las náuseas en el embarazo son una molestia muy común. Casi todas las mujeres experimentan náuseas durante sus embarazos, sobre todo a lo largo del primer trimestre y un tercio de ellas llegan incluso a vomitar. El trastorno, que se conoce en términos médicos como hiperemésis gravídica es generalmente leve y no pasa de una molestia que se produce principalmente por la mañana, pero algunas veces puede llegar a hacer que la mujer pierda peso o incluso sufra deshidratación.

Las causas son desconocidas, aunque el aumento rápido de los niveles en sangre de la hormona gonadotropina coriónica humana puede tener algo que ver. Los niveles bajos de azúcar o el enlentecimiento del vaciado gástrico también pueden influir en este trastorno, así como factores psicosociales (que siempre están presentes, porque por algo somos humanos), cambios emocionales, estrés o embarazos no deseados.

La hiperemésis gravídica no suele ser grave

, es importante saber que las náuseas no afectan al bebé, a menos que la madre pierda mucho peso (y si te sobraban unos kilitos tampoco te preocupes demasiado por tu niño) o se deshidrate, en cuyo caso hay que acudir al médico urgentemente.

Hay montones de “remedios de la abuela” para combatir las náuseas. Comer galletas saladas antes de salir de la cama, chupar regaliz, pelar pipas (esta era la mía, también contra la acidez)…Comer frecuentemente y poca cantidad, hacer comidas ligeras y sin demasiada grasa, evitar los fritos y los picantes, aumentar la cantidad de hidratos de carbono y dejarse mimar son algunos de los consejos que pueden aliviarte la hiperemésis gravídica.

Pero si aún así no se te pasan, estás muy molesta, pierdes peso o continúan durante todo el embarazo lo mejor es que acudas al especialista. Existen tratamientos farmacológicos que pueden ayudarte a combatir las náuseas y no hacen daño a tu bebé. Además, los medicamentos homeopáticos pueden contribuir a mejorar de manera importante estas molestias, no son perjudiciales ni para ti ni para el niño y se pueden usar solos o como complemento de medicamentos alopáticos. Consulta con tu médico y disfruta de un embarazo sin naúseas.

Foto | photosawy

0
0

0 Comentarios

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*