Incluir a los nonatos como miembros de la familia

protección maternidad

A estas alturas de la película supongo que ya sabréis que yo en cuestiones de maternidad y política no me caso con nadie y que si me dan la oportunidad discuto con quién sea, del pelaje o del color que sea, porque generalmente no tienen razón y yo sí (je). Neomachista o feminazi, según sea quién me mire, a más de una os sonará. Por eso hay ciertas noticias que me alegran, vengan de donde vengan.

La Xunta de Galicia ha decidido incluir a los bebés no nacidos como miembros de la familia a la hora de optar a ayudas para la vivienda y otro tipo de ventajas sociales. Esto implica que se considerará a la mujer embarazada como unidad familiar cuando sea soltera. De esta manera se pretende reducir el número de abortos, que sí, a pesar de lo que crean algunos progres, a veces se producen por motivos económicos. De hecho, a la par que los abortos de adolescentes se van reduciendo año tras años aumentan, según afirmaba CSIC hace unos años, los abortos debidos a motivos laborales entre mujeres en la treintena, casadas o solteras, con o sin hijos previos. El colmo de la tragedia, a mi parecer.

Y así, a pesar de las críticas que la medida ha recibido por parte de los sectores de izquierdas (sólo hay que leer el tendencioso titular de Público) a mí, sinceramente, me parece una gran noticia. Proteger a la embarazada es progresista, venga de donde venga y sea por cuestiones ideológicas de un signo o del otro. Las madres solteras y las familias monoparentales, generalmente con progenitor de sexo femenino, son las que presentan un mayor riesgo de exclusión social y esta medida, sobre todo si se complementase con otro tipo de ayudas, es un pasito a la hora de proteger la maternidad y los trabajos de cuidado – la primera exclusiva de las mujeres (oh, cielos, la biología es un horror).

Así que, me alegro y si la medida contribuye a disminuir el número de abortos, pues me alegraré mucho más. En contra de lo que parezca o digan las feministas la interrupción voluntaria del embarazo no es un avance, es un fracaso y tiene muy poco que ver con la libertad de elección – la libertad de elección consiste en tener hijos cuando a una le da la gana, lo que en principio parte de quedarse embarazada cuando a una le da la gana y no tener problemas por el hecho de que te haya dado la gana quedarte embarazada. Es mejor no confundir los términos. Y sí, si te quedas embarazada sin querer tienes derecho a que la sociedad te proteja, ya sea asegurándote una ley de interrupción voluntaria que no te conduzca a algún carnicero o apoyando medidas de protección social para ti y tu hijo, aunque sea nonato.

¿Qué os parece?

Foto | Elvis Huang

0
2

2 Comentarios

  1. maría berrozpe 24 abril 2012

    Me parece de perlas y un paso hacia adelante. Bienvenida esta iniciativa, venga de quien venga, que me da igual.

  2. MERCEDES 24 abril 2012

    Pues que coincido contigo, Irene. Das en el clavo.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*