Estrés, embarazo y neurodesarrollo.

estres OGT

Pensar que el estrés en el embarazo afecta al feto es de sentido común y además está avalado por miles de años de cultura popular. Existen ya numerosos estudios científicos que relacionan el estrés durante el embarazo con el aumento de los partos prematuros, de bebés de bajo peso y de alteraciones durante el desarrollo. Durante el embarazo la madre y el bebé actúan prácticamente como un organismo simbionte, comunicados a nivel molecular a través de la placenta y todo lo que afecte a uno influye en el otro. Por supuesto también el estrés. Seguramente, sobre todo el estrés. Pero estos estudios suelen ser estadísticos. Y la estadística tiene muchas fisuras.

Un estudio realizado en la Universidad de Pensilvania zanja cualquier cuestión. El estrés durante el embarazo influye en el neurodesarrollo del bebé, y tiene su efecto aumentando el riesgo de padecer enfermedades mentales graves como la esquizofrenia o trastornos como el autismo. Y desde ahora se conoce, o empieza a conocerse el mecanismo biológico causante. El estrés materno afecta a la síntesis de una proteína fundamental para el desarrollo correcto del cerebro, lo hace además modificando la expresión de un gen que está ligado al sexo, es decir, al cromosoma X. Esto explicaría el hecho de que los varones tengan más riesgo de sufrir este tipo de patologías.

Aseguran los investigadores que este estudio podría servir para detectar precozmente a las personas más susceptibles de padecer estos trastornos, desde el nacimiento y por un simple análisis de las concentraciones de este biomarcador en la placenta. Y yo, que soy una chinche, me pregunto si no será mejor destinar todos los fondos que van a ser necesarios para acometer tal tarea, o al menos una gran parte de ellos, a prevenir el estrés de las mujeres embarazadas, que seguro que sale más barato. Pero claro, yo, que disfruto cuando la ciencia encuentra respuestas prácticamente indiscutibles, soy además una antisistema. Y no me van a hacer ni caso.

Ya que mañana es el Día internacional de la Mujer aprovecho para reivindicar unos niveles saludables de OGT (que es como se llama la proteína) en el embarazo. Aunque los más perjudicados sean los hombres.

He dicho.

Foto | Sethdickens

0
0

0 Comentarios

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*