Estoy embarazada y no me gusta mi cuerpo

Estoy embarazada y no me gusta mi cuerpo

Hoy en día tanto hombres como mujeres dan mucha importancia a su aspecto físico pero, en el caso de las mujeres es una parte muy importante de su autoestima y su estado de ánimo. Una de las mayores preocupaciones que tiene la mujer cuando se queda embarazada son los cambios corporales. Nos pasamos toda la vida intentando cuidar nuestro cuerpo y privándonos de comer ciertas cosas para mantener la línea.

La mejor recomendación que os podemos dar es que os sigáis cuidando como hasta ahora.  La típica frase que antes decían a todas las mujeres… “estás embarazada, ahora tienes que comer por dos” es totalmente falsa. Tenéis que llevar una alimentación sana y equilibrada, es importante que hagáis las 5 comidas al día y no os saltéis ninguna porque, vuestro cuerpo necesita más calorías pero, eso no quiere decir que podéis “levantar la guardia” y comer lo que queráis a cualquier hora.

Se recomienda que una mujer engorde durante todo el embarazo entre 9-11kg. Al principio debes coger menos peso y al final cogerás más porque al final del embarazo es cuando el feto empieza a crecer y eso, lógicamente, repercute en tu peso, además de que la placenta es más grande y la cantidad de líquido amniótico es mayor. Si coges el peso que te recomendamos, la recuperación de tu cuerpo te resultará muy fácil.

Además de una dieta sana  y equilibrada, es importante que sigas haciendo ejercicio físico, como ir a la piscina o caminar 1h al día para mantener la línea. Además te ayudará a mejorar la circulación sanguínea y evitar que se te hinchen las piernas y los pies.

Gracias a las hormonas del embarazo tendrás una piel muy bonita,  brillante y sin granos.

Nosotras vemos todos los días a muchas embarazadas y la experiencia que tenemos es que, cuando se cuidan están guapísimas. Es una época de la vida en la que están felices por su nueva situación y eso se nota.

Desde aquí os aconsejamos a todas las mujeres embarazadas a que disfrutéis de esta etapa de vuestra vida y de los cambios corporales que en ella se producen. Cuando una persona está contenta por dentro se refleja por fuera y si a esto  unimos que el embarazo puede mejorar el estado de la piel y que una mujer con una “tripa bonita” es la envidia de muchas persona, ¿qué más se puede pedir?

0
0

0 Comentarios

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*