Embarazo consciente

embarazoconsciente

Como buena controladora que soy, cuando me quedé embarazada de Ana, allá por el año 2004, procedí inmediatamente a empaparme de información sobre mi nuevo estado. Libros, páginas webs, foros en internet…afortunadamente para mí en aquel entonces no había tanto, de lo contrario probablemente hubiera caído víctima de un ataque de sobreinformación.

Informarse es bueno, yo diría imprescindible, pero la sobreinformación es, definitivamente, contraproducente. Y ése es el principal peligro de la actualidad. Demasiada información y pocos filtros. Una embarazada es como una esponja. Y ser como una esponja te acaba convirtiendo en un ser sin criterio, hecha un lío y que acaba queriendo esconderse bajo las mantas y salir cuando todo pase, a ser posible sin enterarse mucho de eso tan tremendo que es el parto.

Ejemplo típico para madres embarazadas: hay que comer pescado azul, que es buenísimo porque lleva ácidos grasos y omega-3, esencial para el desarrollo del cerebro del bebé, pero, ¡ojo! no mucho, que el pescado azul acumula mercurio, una cosa peligrosísima y malísima, sobre todo para el cerebro del bebé. El terror.

Vivir el embarazo con alegría y calma no sólo es posible, sino que es casi una necesidad. Pero yo iría más allá.

Durante el embarazo de mi segunda hija yo ya sabía bastante bien separar el grano de la paja, sabía lo que quería y a lo que estaba dispuesta. Tras un trabajo personal de más de tres años, intenso y a ratos duro, conocía bastante bien mis necesidades (o creía conocerlas) pero también mis limitaciones. Vivir un embarazo consciente no sólo te aumenta la probabilidad de que tu hijo tenga el recibimiento que se merece, el que tú crees que necesita, sino que además te proporciona una oportunidad única para crecer, no sólo a la altura de la cintura.

Por eso y porque como ya sabéis me gusta hacer publicidad de los proyectos que me parecen interesantes hoy os traigo el taller de Vivian Watson Molina, co-autora de Una Nueva Maternidad y blogera en Nace Una Mamá. Embarazo consciente, donde se tratarán temas como los siguientes:

El embarazo como una oportunidad de auto-conocimiento
Lo que los demás esperan de ti, y lo que tú esperas de ti misma
La madre que quieres ser
El embarazo y tu niña interior
¿Disfrutar el embarazo? Cuando el malestar físico no nos abandona
El miedo a los cambios
Los sentimientos ambivalentes
La comunicación con tu bebé
Preparar el nido, dentro y fuera
Aprender a pedir ayuda
Tu relación con tu cuerpo
El parto no es como lo muestran en las películas
…y mucho más

¿Estás embarazada? Yo, como veterana, aprovecharía esta oportunidad. Tenéis toda la información en el blog de Vivian. Embarazo Consciente. No os lo perdáis.

0
0

0 Comentarios

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*