Descubre el uso de la pelota en el parto

POST-PELOTA-PARTO

Últimamente está aumentando la demanda y el uso de la pelota en las maternidades españolas. Es posible que el centro donde acudes a las sesiones de preparación al parto o en la maternidad donde tienes pensado dar a luz dispongan de ellas.

El fitball, también llamado pelota suiza, es un balón de entre 50 y 75 cm de diámetro que ha tenido hasta ahora diversos usos. Se ha utilizado desde hace mucho tiempo como juguete infantil y como instrumento para el deporte (especialmente en ejercicios para la rehabilitación y en Pilates).

Sus inicios en el terreno de la obstetricia comenzaron en Alemania, en los años 80, cuando se empezó a utilizar para ayudar a la correcta colocación del bebé durante el parto, gracias a la oscilación de la pelvis que produce estar sobre ella.

¿Qué beneficios me aporta utilizar la pelota?

La pelota ha de servirte como un instrumento opcional al que recurrir cuando tu cuerpo te lo pide, tanto durante el embarazo, como alternativa a la hora de sentarte o durante el trabajo de parto.

En cuanto a los beneficios que aporta su uso podríamos destacar que al tratarse de un objeto inestable esto te ayuda a ejercitar toda la musculatura encargada de estabilizar el abdomen y la columna vertebral. En cuanto pases un rato sentada en ella observarás como la curvatura de la zona lumbar de la espalda, más marcada por el embarazo, disminuye, aliviando la tensión y el dolor en esta zona.

El mismo hecho de ser una plataforma inestable favorece la realización de movimientos, especialmente de la pelvis, que no sólo ayudará a calmar los dolores de las contracciones, sino que facilitará que la cabeza del bebé se encaje y se ajuste a la forma de tu pelvis durante el descenso por la misma. Algunos movimientos que resultan complicados de hacer normalmente cuando estamos de pie, como la realización de amplios círculos con la cadera o los ejercicios en los que  la pelvis oscila hacia delante y hacia detrás, son mucho más fáciles.

Gracias a la flexibilidad de la pelota, ésta resulta muy cómoda, pudiéndose adaptar al peso de la gestante sin problemas.

¿Qué usos puedo darle?

Aunque asociamos la pelota suiza especialmente al momento del parto, aquí te ofrecemos una serie de usos alternativos para que puedas emplearla en otros momentos.

Durante el embarazo:

  • – Reposa tu tripa sobre ella. Al ser una pelota llena de aire no hay peligro de hacerle daño al bebé
  • – Siéntate en ella como alternativa a la silla o al sofá
  • – Balancea tu pelvis para aliviar las tensiones musculares propias del embarazo, sobre todo a nivel pélvico y lumbar. A la vez que consigues alivio ayudarás a posicionar correctamente a tu bebé.

Durante el parto:

  • – Reposa en ella durante las contracciones
  • – Ponte de rodillas y apóyate en ella hacia delante. Esta posición correspondería a la postura de cuatro patas pero de una forma más cómoda

Después del parto:

  • – Quizá tengas la zona del periné dolorida tras el parto (especialmente si tienes puntos). La pelota tu ayudará a poder sentarte sin sufrir tanto dolor por la presión sobre la zona
  • – Mece a tu bebé sentada en ella o dale el pecho en la pelota. El balanceo que produce estar sentada en ella le resultará muy agradable a él también

Por supuesto estos no son los únicos usos.  Puedes seguir utilizando la pelota para sentarte en ella, lo cual te ayudará a mantener la espalda recta y a ejercitar la musculatura lumbar y abdominal. Igualmente, cuando tus hijos crezcan estarán encantados de poder usarla para sus juegos, así que no dudes en desinflarla y guardarla para futuros usos.

0
0

0 Comentarios

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*