Cuándo acudir al hospital si estás embarazada

Doctor Giving Healthcheck To Pregnant Woman

Las mujeres embarazadas quieren que el embarazo vaya bien y sobre todo que el bebé esté bien. Es quizá por esta sobreprotección hacia el bebé que las mujeres embarazadas tienden a frecuentar en exceso los servicios de urgencias. En otras ocasiones es por falta de información o desconocimiento de signos y síntomas normales durante el embarazo. Hoy os explicamos los signos que os deben hacer acudir a urgencias:

Hemorragia

La aparición de sangre debe consultarse siempre en el servicio de urgencias por un ginecólogo. En el primer trimestre la sangre puede indicar amenaza de aborto, aborto diferido o embarazo ectópico. A partir de la semana 30 de gestación puede indicar amenaza de parto prematuro, desprendimiento de placenta o placenta previa. En otras ocasiones, puede ser simplemente la manifestación de una pequeña herida en la vagina pero deben descartarse el resto de posibles patologías.

Dolor Abdominal

Puede indicar la presencia de contracciones sobre todo si tienes sensación de tripa dura cada vez que notas el dolor. En otros casos, puede ser debido a infecciones urinarias, gastroenteritis, etc.

Molestias al orinar y dolor lumbar

Pueden indicar una infección de orina. La importancia de acudir a tu médico si notas estas molestias radica en que la infección de orina irrita el útero y puede provocar contracciones y una amenaza de parto prematuro. Por esto es muy importante tratar a tiempo todas las infecciones de orina en la embarazada.

Pérdida de líquido

Puede significar que has roto la bolsa de las aguas. Romper la bolsa supone un riesgo de infección si el parto no se produce en las siguientes 24-36 h. Por esto debes acudir a urgencias y el parto se suele provocar a las 12 horas de romper la bolsa.

Tensión arterial elevada

Debes acudir a urgencias si tienes una tensión arterial mayor de 140/90.

No notar al bebé

Es importante percibir los movimientos fetales todos los días varias veces. No notar al niño durante más de 6 horas debe ser motivo para acudir a urgencias.

Expulsión del tapón mucoso

El tapón mucoso se encuentra taponando el cuello uterino para proteger de infecciones el útero durante el embarazo. Se trata de una mucosidad de color marrón y en muchas ocasiones presenta sangre. Se expulsa al final del embarazo con el inicio de las contracciones pero no significa necesariamente que se esté iniciando el parto, pueden pasar hasta 15 días.

Contracciones

Las contracciones esporádicas son normales en la segunda mitad del embarazo, pero no deben ser continuas ni de gran intensidad. Si aún no has llegado a las 37 semanas de gestación debes consultar ante contracciones que se hacen continuas e intensas por un posible parto prematuro. Si ya has llegado a las 37 semanas el parto puede ser en cualquier momento. Debes esperar a que las contracciones sean cada cinco minutos, regulares e intensas por lo menos durante dos horas.

Al margen de estas posibles complicaciones, la homeopatía es una terapia que puede ayudarte durante la gestación, si quieres saber cómo te recomendamos descubrirlo en esta interesante entrada: Homeopatía, embarazo y mujer

0
0

0 Comentarios

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*